24 mayo, 2016
Ese uno de los dos sarcófagos de madera que contenían la momia de Sattjeni, una dama de la nobleza, que fue hallado en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, en el Valle de los Nobles (Asuán),
Ese uno de los dos sarcófagos de madera que contenían la momia de Sattjeni, una dama de la nobleza, que fue hallado en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, en el Valle de los Nobles (Asuán),

El Cairo

Arqueólogos españoles descubrieron en la ciudad egipcia de Asuán la momia de Sattjeni, una dama de la nobleza que era "la depositaria de la sangre dinástica".

Según explicó el director de las excavaciones Alejandro Jiménez, Sattjeni fue hija, esposa y madre de gobernadores y su momia fue hallada dentro de dos sarcófagos de madera en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, en el Valle de los Nobles, donde excava el equipo español desde 2008.

Esta dama de la dinastía XII del Imperio Medio fue la madre de los principales gobernadores de Elefantina, Heqaib III y Amaney-Seneb, que dirigieron la zona entre 1810 y 1790 a.C.

El director del Departamento de Antigüedades Egipcio, Mahmud Afifi, aseguró hoy en un comunicado que Sattjeni era además hija del emir Sarenput II y "una de las personalidades principales de la época".

Para Jiménez, la importancia del hallazgo -realizado el pasado 5 de marzo pero no anunciado hasta hoy- radica en que esta familia estaba "justo por debajo del faraón" Amenemhat III (1800-1775 a. C.) en la jerarquía de Asuán.

La momia tiene el rostro cubierto por una máscara policromada y realizada en "cartonage", que es una mezcla de vendas y yeso, detalló el arqueólogo español.

Los sarcófagos, de madera de cedro del Líbano, están tallados y presentan escrituras jeroglíficas que permitieron identificar a Sattjeni y datar la tumba.

El ataúd interior se encuentra en "buen estado de conservación", agregó en su comunicado el responsable de Antigüedades egipcio.

La misión de la Universidad de Jaén encabezada por Jiménez trabaja desde 2008 en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, unas excavaciones que les han dado "buenos resultados".

Entre los hallazgos destaca el caso más antiguo de cáncer de pecho en los restos de una mujer que datan de finales de la VI dinastía faraónica (año 2.200 a.C).

Estas excavaciones van poco a poco arrojando luz sobre la familia gobernante de Elefantina durante este periodo y sobre el funcionamiento interno de estas dinastías de gobernadores provinciales.

La necrópolis de Qubbet el-Hawa está ubicada en frente de la moderna ciudad de Asuán, unos mil kilómetros al sur de El Cairo, y en ella la misión española ha hallado a lo largo de diferentes campañas unas 60 tumbas talladas en la roca de la colina.

Etiquetado como: