Pueden concursar documentos, colecciones, fondos bibliográficos, textos, videos, grabaciones o fotografías que tengan valor histórico para Costa Rica

 23 marzo
Esta es una de las páginas del Álbum de Figueroa, un documento elaborado por José María Figueroa Oreamuno que, por medio de recortes, describe a la Costa Rica del siglo XIX. Se trata de una de las obras más valiosas del Archivo Nacional.
Esta es una de las páginas del Álbum de Figueroa, un documento elaborado por José María Figueroa Oreamuno que, por medio de recortes, describe a la Costa Rica del siglo XIX. Se trata de una de las obras más valiosas del Archivo Nacional.

¿Es autor o dueño de documentos, colecciones, fondos bibliográficos, textos, videos, grabaciones o fotografías que considere valiosos para el país? Su preciada posesión podría formar parte de la memoria histórica mundial.

A partir de este viernes 24 de marzo quedará abierta la convocatoria al concurso Registro Nacional de Memoria del Mundo 2017, una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), que busca preservar la historia documental de las poblaciones en todo el orbe.

Esta iniciativa opera en tres categorías: la nacional, que reúne los archivos claves de cada nación; la regional, que cumple la misma función pero para Latinoamérica y el Caribe, y la mundial, con carácter global.

El actual concurso convoca a instituciones o personas independientes a presentar sus propuestas para que compitan a nivel nacional.

Las que queden seleccionadas localmente, podrían pasar a la categoría regional y, eventualmente, a la mundial.

El certamen Registro Nacional de Memoria del Mundo es coordinado en Costa Rica por la Comisión Costarricense de Cooperación con la Unesco.

"Los trabajos que se postulen no tienen que ser solo relacionados con la historia de Costa Rica. Hay gente que tiene cantidad de documentos valiosos sobre distintas investigaciones, por ejemplo, de plantas medicinales, que es un tema muy característico del país", comentó Rocío Solís, presidenta de la comisión.

¿Cómo participar?

Los interesados deben ingresar al sitio web de la Unesco, en la dirección MOW/Unesco, y llenar el formulario de inscripción. Ahí se les indicarán las condiciones para preparar la candidatura en físico, la cual se debe presentar antes del 31 de julio del 2017. Cada propuesta debe ir en un sobre y llevar la indicación de "reservado".

La candidatura se debe enviar a la Comisión Costarricense de Cooperación con la Unesco, con sede en Barrio Escalante, San José. La dirección exacta es: de la antigua pulpería La Luz, 150 metros al norte y 50 metros al este, casa número 3345, de fachada color celeste, a mano izquierda.

Entre los archivos costarricenses que forman parte de la Memoria Mundial de la Unesco destacan la Declaratoria de Abolición del Ejército en Costa Rica, el Fondo Documental de la Corte de Justicia Centroamericana y el Álbum de Figueroa, todos resguardados por el Archivo Nacional.

El Álbum de Figueroa, uno de los documentos más valiosos del Archivo Nacional, es una recopilación de recortes hecha por José María Figueroa Oreamuno, que describe a la Costa Rica del siglo XIX.

Es una obra compuesta por textos manuscritos e impresos, dibujos, mapas, árboles genealógicos, fotografías, cuadros estadísticos de la población de entonces y caricaturas.