Quien dé el servicio, deberá tener permiso municipal y póliza de responsabilidad civil

Por: Juan Fernando Lara 15 enero, 2014
La disposición en Palmares de áreas de estacionamiento empezó ayer en el campo ferial.
La disposición en Palmares de áreas de estacionamiento empezó ayer en el campo ferial.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Son ¢5.000 todo el día y ¢3.000 si es solo la noche. Esos son los precios promedio por estacionar un vehículo cerca del campo ferial de las fiestas de Palmares, ese hervidero de gente, comida, cerveza, música y juegos que entra en calor mañana.

Así lo refirió Wagner Vargas, presidente de la Asociación Cívica Palmareña, quien recordó las obligaciones y responsabilidades de quienes brindarán diversos servicios a todos los que lleguen a visitar este cantón alajuelense.

“El servicio de parqueo es un beneficio para los interesados, quienes antes deben gestionar una patente de permiso ante la municipalidad, acompañada de una póliza de responsabilidad civil”, anotó.

Vargas recordó que la autorización municipal solo la obtienen quienes estuvieron al día con sus obligaciones y fueron capaces de ofrecer sitios para alojar carros en zonas planas debidamente cercadas y sin basura.

“Los visitantes deben saber que aunque la asociación no maneja los parqueos ni el propio campo ferial los posee formalmente, los particulares a cargo del servicio se deben responsabilizar por cualquier daño a los vehículos. Para eso está la póliza de responsabilidad civil que recibieron con el permiso municipal para esta labor”, enfatizó.

En el borde del campo ferial se localizan unas 60 áreas dispuestas como parqueos temporales cuya capacidad para guardar vehículos oscila entre 100 y 200.

Ayer, un recorrido de este diario, confirmó que para los días con programación de eventos masivos (tope, conciertos internacionales, carnaval), algunos de estos parqueos improvisados elevarán en ¢1.000 el precio base de ¢5.000.

Vargas cifró en 9.000 los espacios disponibles para vehículos y, por la experiencia de otros años, “ sobra campo” para atender el flujo promedio de 30.000 visitantes por día. La excepción, señaló, son las jornadas con eventos multitudinarios.

Cabinas sanitarias. Quien asista, beba y coma durante su visita a estas fiestas también deberá reservar ¢500 por cada vez que decida sentarse en el interior de una cabina sanitaria o ¢300 por cada visita al orinal, refirió el dirigente.

Hay dispuestas 120 inodoros portátiles en el área de fiestas, además de 10 baterías sanitarias fijas.

La Fuerza Pública informó que dispondrá de 1.394 policías para velar por la seguridad y el orden.

La vigilancia transcurrirá dentro y fuera del campo ferial y se incrementará durante las actividades masivas. La Policía de Tránsito añadirá 140 oficiales a los operativos en carretera durante los festejos para controlar el flujo vehicular que entra y sale de Palmares, así como el que rodee el campo ferial.

Estas acciones se mantendrán todos los días de las fiestas y se extenderán desde La Sabana, San José, hasta San Ramón, incluyendo además los accesos desde los cantones de Atenas y Naranjo.