‘Tica del milagro’ entregó cartas y una imagen de ‘La Negrita’ al Sumo Pontífice

Por: Alberto Barrantes C. 1 mayo, 2014
Al final de la audiencia semanal, el viento le jugó una mala pasada al Pontífice al arrebatarle el solideo. El papa Francisco asumió la situación con buen humor. Luego dedicó parte del tiempo a saludar a los feligreses. | AP
Al final de la audiencia semanal, el viento le jugó una mala pasada al Pontífice al arrebatarle el solideo. El papa Francisco asumió la situación con buen humor. Luego dedicó parte del tiempo a saludar a los feligreses. | AP

Ciudad del Vaticano. En la plaza de San Pedro, Floribeth Mora y su familia tuvieron ayer la oportunidad de saludar al papa Francisco y entregarle cartas con peticiones de ticos, así como una imagen pequeña de la Virgen de los Ángeles.

Ubicados en primera fila y luego de esperar más de tres horas bajo el sol, la “tica del milagro” estuvo frente al Sumo Pontífice. Mora dijo que en esos segundos el Papa mandó bendiciones para Costa Rica y pidió que oren por él.

“Fue un momento impresionante. El Papa recibió la imagen de 'La Negrita'. Saludó a toda mi familia, envió bendiciones a Costa Rica y dijo que rezáramos por él”, relató Mora, conocida en Roma como “la miracolata” (la del milagro),

En el encuentro, el papa Francisco también recibió un chaleco rojo del grupo católico Obras del Espíritu Santo, cuya sede queda en barrio Cristo Rey, San José.

“Soy de Cristo Rey y siempre he estado muy agradecida con el padre Sergio Valverde y el grupo”, agregó Mora, quien se curó de un aneurisma por intercesión de san Juan Pablo II, confirmó el Vaticano. Al final de la audiencia pública, el papa Francisco envió saludos a todos los países del mundo y citó a Costa Rica en la lista.

Gestión. Al lado del Santo Padre también estuvieron los obispos de Costa Rica, José Rafael Quirós (San José), Francisco Ulloa (Cartago) y el obispo emérito Hugo Barrantes.

La gestión para que Floribeth Mora pudiera ingresar a la audiencia pública del Papa la hizo el embajador de Costa Rica ante la Santa Sede, Fernando Sánchez, quien esperó la confirmación durante días.

“Nos llena de emoción que doña Floribeth haya podido saludar al papa Francisco. Esta semana de celebración católica nos demuestra que hay una excelente relación con el Vaticano”, destacó Sánchez.

El lunes se hizo público un convenio de cooperación que hay entre la Santa Sede y Costa Rica, en materia de salud –desde el 2012–, para que médicos costarricenses reciban capacitación en temas como cirugías reconstructivas, robótica y tratamiento de la diabetes.

“Estamos esperando que Costa Rica nos mande la lista de los primeros cuatro becados que vendrán a formarse al centro médico en temas como diabetes, que es un mal tan común en Costa Rica ”, dijo Domenico Grupi, director del hospital Casa Alivio del Sufrimiento, que fundó el Padre Pío en 1956.

El domingo pasado, durante la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, Floribeth Mora tuvo la oportunidad de saludar al papa emérito Benedicto XVI.