Ottón Solís conserva un distante segundo lugar en la contienda electoral

 21 agosto, 2005

Si hoy se realizaran las elecciones presidenciales, ninguno de sus rivales lograría vencer al expresidente Óscar Arias Sánchez, candidato del Partido Liberación Nacional (PLN).

El panorama de Arias es holgado pues por primera vez en lo que va de esta campaña electoral su respaldo y la diferencia con sus rivales no depende del nivel de decisión de los electores.

Ottón Solís, candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), marcha segundo en la contienda, pero muy distante de Arias.

Igualmente, Solís duplica en respaldo a los rivales que se sitúan en una tercera posición.

Al menos eso refleja la última encuesta que la firma Unimer Research International efectuó, por encargo de La Nación, entre el 1.° y el 10 de agosto.

Los resultados evidencian que hasta hoy solo 15 de cada 100 posibles electores decidieron ya que van a votar y saben por cuál candidato lo harán. En abril (anterior encuesta), ese grupo lo conformaban 11 de cada 100 electores.

Pero los números también muestran otro cambio, pues el grupo de quienes ya decidieron no ir a votar pasó de 32 de cada 100 personas en abril, a 39 de cada 100 hoy.

La cifra revela una tendencia al crecimiento del posible porcentaje de personas que no acudirán a las urnas el próximo 6 de febrero; es decir, el abstencionismo.

Entre los decididos. Este estudio de opinión permitió dividir las intenciones de voto de los electores según el grado de decisión, en cuatro escenarios posibles.

El escenario más concreto es el de los votantes que ya decidieron ir a votar y tienen candidato (un 15% del padrón electoral).

En ese grupo es donde Óscar Arias saca más ventaja a sus contendores, pues logra el respaldo de 62 de cada 100 electores y cuatriplica a su más inmediato seguidor.

Quien le sigue, Ottón Solís, cuenta con el apoyo de 14 de cada 100 personas. El candidato del PAC, a su vez, duplica a sus sus rivales más cercanos: Antonio Álvarez Desanti (Unión para el Cambio) y Ricardo Toledo (Unidad Social Cristiana), quienes cuentan con la intención de voto de 7 de cada 100 ciudadanos.

En este segmento Arias ganó 14 puntos porcentuales con respecto a la consulta de abril, mientras que Solís perdió cinco. Toledo y Otto Guevara (Movimiento Libertario), pierden cinco puntos cada uno.

No aparecieron en abril y lo hacen ahora en el panorama de los decididos Álvarez Desanti y José Manuel Echandi (Partido Unión Nacional), tras un mes de campaña.

Diferencia no varía. En el segundo escenario, tal y como lo muestra el gráfico principal, la encuesta unió a los totalmente decididos con los que dicen que van a votar pero no saben por quién, que juntos cubren el 27% del padrón electoral, que al mes pasado se proyectó en 2.532.504 electores inscritos.

A los miembros de este grupo, aunque dijeron no estar decididos, se les preguntó por quién creían que eventualmente votarían.

Luego, en el tercer escenario, a esos votantes anteriores se les sumaron los que piensan votar, pero aún tienen dudas sobre cuál candidato apoyarán (42% del padrón).

Finalmente, en el último grupo, a todos los anteriores electores se les agregaron los que tienen fuertes dudas de ir a votar en febrero, con lo cual la muestra alcanzó el 57% del total de votantes registrados ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Todos estos escenarios reflejan una intención de voto similar. En los tres, Óscar Arias capta el apoyo de 47 de cada 100 ciudadanos, mientras que Solís continúa a la zaga del exmandatario con el respaldo de 18 de cada 100 electores.

Los 15 puntos porcentuales que Arias deja de percibir al aumentar la muestra (baja de 62% a 47%), los captan otros aspirantes como Ottón Solís, Otto Guevara y José Manuel Echandi.

En menor proporción también se reparten esos posibles votantes entre José Miguel Corrales, del Partido Unión Patriótica (UPC), y Juan José Vargas, del partido Patria Primero (PP).

Etiquetado como: