Organismo señaló que en el tema de educación solo 4 de cada 10 niños que inician la escuela finalizan la secundaria

 10 diciembre, 2013

Redacción

La Región Pacífico Central es la tercera con mayor pobreza en el país. En barrio Santa Eduviges de Puntarenas esta casa se levanta a orillas del estero; en invierno sus habitantes sufren por las inundaciones. | ALBERT MARÍN
La Región Pacífico Central es la tercera con mayor pobreza en el país. En barrio Santa Eduviges de Puntarenas esta casa se levanta a orillas del estero; en invierno sus habitantes sufren por las inundaciones. | ALBERT MARÍN

El sistema de las Naciones Unidas destacó este martes, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, que Costa Rica debe cerrar las brechas en temas como la discriminación, el desempleo, la educación y la desigualdad.

En los retos pendientes de Costa Rica señalados por las Naciones Unidas está el limitado acceso a empleos dignos, debido a que desde hace dos décadas uno de cada cinco hogares vive en la pobreza, así como el hecho de que 26% de los trabajadores asalariados del sector privado recibe sueldos por debajo del salario mínimo.

"Hoy es un buen día, no para descansar sobre los laureles, sino para respirar hondo y fortalecer nuestra voluntad de asumir los grandes desafíos que el país tiene por delante", aseguró en un comunicado la Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Costa Rica, Yoriko Yasukawa.

En el tema de educación señaló que hoy sólo 4 de cada 10 niños y niñas que comienzan la escuela llegan a terminar la educación secundaria, lo que se convierte en un límite para que los jóvenes aspiren a buenos empleos y superen la pobreza.

La discriminación y la desigualdad es otro de los temas señalados debido a que mientras que el 37% de la población costarricense tiene aprobada la secundaria, sólo el 13% de las personas indígenas lo han logrado.

En el caso de los afrodescendientes solamente el 9% ha conseguido terminar su educación universitaria, contra el promedio nacional que es del 15%.

"Estos datos también nos recuerdan que, aunque el garante primordial de los derechos humanos es el Estado, la construcción de una sociedad basada en el respeto a los derechos de todos es responsabilidad precisamente de todos", aseguró Yasukawa.

Sin embargo, las Naciones Unidas también destacaron los avances del país y el compromiso con la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

"El que un pequeño país, sin grandes recursos naturales, haya construido una paz y una democracia duraderas y vitales, con altos niveles de bienestar, es producto de una decisión colectiva de la sociedad costarricense y un esfuerzo sostenido para convertir esa decisión en avances concretos", finalizó Yasukawa.