2 agosto, 2013

Cartago. El obispo de la diócesis de Cartago, José Francisco Ulloa, calificó de “horrores” el proyecto de ley para la fecundación in vitro (FIV) y las acciones que buscan legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ayer, durante la actividad de la vestición de la Virgen de los Ángeles, Ulloa pidió a los fieles católicos presentes cerrar filas contra los proyectos.

“De no hacerlo, estamos traicionando nuestra fe. Los que tienen poder para tomar esas decisiones nefastas, antes deben pensar en los valores familiares que han distinguido a Costa Rica”, agregó el obispo en la homilía de las 10 de la mañana en el templete frente a la basílica.

En esa misma actividad –en la que colocaron el vestido que usará la imagen de La Negrita durante un año–, el obispo dio a los presentes un saludo enviado a Costa Rica por el papa Francisco, con quien se encontró, la semana anterior, en la Jornada de la Juventud, en Brasil.

La Virgen de Los Ángeles es llevada de la Basílica de Cartago hasta la Catedral de la provincia.
La Virgen de Los Ángeles es llevada de la Basílica de Cartago hasta la Catedral de la provincia.

Tradición. Ayer el obispo colocó por unos instantes un vestido hecho por sacerdotes agustinos recoletos con motivo de los 50 años que celebra el proyecto Ciudad de los Niños, liderado por ellos.

El vestido que sí se dejará la Virgen por un año fue hecho por una mujer quien asegura que la Virgen la sanó de un cáncer.

Al concluir la homilía, Ulloa expresó que el traje que se le puso ayer a La Negrita es la prenda que debe cubrir a nuestro país.

“Este es el vestido de la fe, de la solidaridad; el que aspira a una sociedad costarricense más justa e igualitaria”, expresó Ulloa.

Hoy, la solemne celebración de la eucaristía será a las 10 a. m. Al acto fue invitada Floribeth Mora, a quien el Vaticano le reconoció el segundo milagro que permitirá la canonización del extinto papa Juan Pablo II.