Sacerdote Javier Román asumirá su nuevo cargo este 30 de mayo, justo en el segundo día del inicio de la Semana Santa

 21 marzo, 2015

Limón. Un año y ocho meses, esperaron los fieles limonenses para conocer el rostro de su nuevo obispo -el tercero de la provincia-, Javier Román Arias, quien saludó a los devotos en una misa celebrada en la Catedral de esa ciudad.

A las 10 a. m., comenzó la celebración donde el nuevo jerarca católico prometió centrar su labor pastoral en cuatro nortes: la evangelización, los anillos de miseria, el olvido histórica que sufre la provincia del Caribe y las secuelas del narcotráfico.

"Mi priopridad será la evangelizacipon con marcada preferencia sobre la familia y los jóvenes", señaló sobre su misión.

"Conozco los problemas de Limón: anillos de miseria, abandono -de los políticos y gobiernos- y el narcotráfico", agregó, prometiendo que enfocará sus esfuerzos sobre esos temas.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica y obispo de Puntarenas, Óscar Fernández (centro), presidió la misa con el obispo de San José, Josė Rafaėl Quirós (der.). Ambos presentaron al nuevo obispo de Limón, Javier Román (izq.).
El presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica y obispo de Puntarenas, Óscar Fernández (centro), presidió la misa con el obispo de San José, Josė Rafaėl Quirós (der.). Ambos presentaron al nuevo obispo de Limón, Javier Román (izq.).

"El principal valor de Limón es su gente", resaltó ante los fieles que lograron llegar a la misa, presidida por el obispo de Puntarenas, Óscar Fernández, actual presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.

El nuevo obispo ingresará como jefe máximo de la diócesis de Limón este 30 de mayo, justo en la Semana Santa, en una misa especial en la Catedral de esa ciudad del Caribe.

Desde el 9 de marzo, el sacerdote conoció de su nombramiento por parte de la Nunciatura Apostólica del Vaticano en Costa Rica.

De hecho, el nombramiento de un obispo requiere de la revisión y aval de la Santa Sede, en este momento, presidida por el papa Francisco.

En esta ocasión, la iglesia Católica de Costa Rica convocó a los fieles de la diócesis para comunicarles el nombramiento de su obispo, en este caso, en la misa celebrada en la Catedral de Limón.

En la ceremonia religiosa también participó el obispo de San José, José Rafaėl Quirós, quien dejó esa silla vacante, luego de que fuera trasladado como obispo de Limón a la diócesis de San José.

Fieles y religiosos acudieron a la misa de bienvenida al nuevo obispo de Limón, Javier Gerardo Román Arias.
Fieles y religiosos acudieron a la misa de bienvenida al nuevo obispo de Limón, Javier Gerardo Román Arias.

Larga espera. La diócesis de Limón estaba acéfala desde que José Rafael Quirós fue trasladado a San José, el 29 de agosto del 2013. Pese a que en la catedral de Limón siguió la celebración de misas y los demás sacramentos, la silla del obispo permaneció vacía.

Javier Román Arias nació en Tacares de Grecia, en Alajuela, el 19 de octubre de 1962 y completó su formación sacerdotal en el Seminario Mayor Nacional de Costa Rica.

Ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1987, ha sido vicepárroco y párroco de diversas parroquias como en la de San Cristóbal Norte o María Reina de Pavas.

Desde 2008 es secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Costa Rica y desde 2011, párroco de Nuestra Señora de Guadalupe.

Colaboraron los periodistas, Marcela Cantero, Krissia Chacón y Hugo Solano.

Nota: Se precisó dato (11:15 22/03/2015).