Por: Diego Bosque 21 julio, 2014

¿Cuáles han sido los principales hallazgos del Estado de la Nación con respecto a la ejecución de ayudas sociales?

Uno lo que ve es que la mayoría de los programas están llegando a la gente que uno podría catalogar en pobreza o vulnerabilidad a la pobreza, no hay tantas filtraciones como había en el pasado. Sin embargo, cuando uno se va a analizar cada uno de los programas sí hay programas que presentan más filtraciones que otros.

”Por ejemplo, Avancemos es uno de esos programas que, en general, uno percibe que tiene más filtración; es decir, que están recibiendo el beneficio personas que uno podría catalogar como clase media.

¿Cuán grave es este problema para el país?

Es grave en el sentido de que no se tiene un conocimiento total de quiénes son los beneficiarios y no se pueda verificar la información que aportan (...). Es un problema de manejo institucional y a uno le plantea desafíos de cómo solucionarlo, no podemos aumentar un montón el personal. Aquí, el tema es cómo tratar de ser lo más eficiente con los recursos humanos disponibles.

¿Cuáles son los retos del país para que los dineros lleguen a quienes los necesitan?

El primer reto es contar con buenos sistemas de registro de información, coordinación entre instituciones, tratar de dar informes de rendición de cuentas con mayor grado de conocimiento sobre a quiénes les están llegando estas ayudas, saber hacia qué zonas, qué poblaciones, qué edades. Creo que hace falta un registro de información de beneficiarios e informes periódicos de rendición de cuentas, tratar de tener una cultura más instalada sobre rendición de cuentas.