Pareja critica celeridad del Registro Civil en proceso para anular su vínculo y corregir dato del sexo de una de ellas

Por: Gerardo Ruiz R. 18 noviembre, 2015
Laura Flores-Estrada y Jazmín Elizondo anunciaron el inicio de una batalla legal para conservar su matrimonio.
Laura Flores-Estrada y Jazmín Elizondo anunciaron el inicio de una batalla legal para conservar su matrimonio.

Barrio Escalante

Laura Flores-Estrada y Jazmín Elizondo, la pareja de mujeres que contrajo matrimonio producto de un error en la inscripción de sexo de una de ellas, anunció este miércoles el inicio de una batalla legal contra el Registro Civil y el marco normativo costarricense.

Según Flores-Estrada, su equipo de abogados, ahora encabezado por el abogado Roberto Zamora, presentarán un recurso de amparo contra el Registro Civil por discriminación y violación de derechos humanos.

La pareja alega que el Registro actuó con una celeridad anómala para modificar el sexo de Elizondo, quien fue inscrita, según el Registro, por error, con sexo masculino, lo cual dejó abierta la posibilidad para que el abogado Marco Castillo las casara civilmente.

Las mujeres, casadas desde el 25 de julio pasado, preparan una acción de inconstitucional contra el artículo, 14 del Código de Familia, que excluye el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Asimismo, el abogado Roberto Zamora indicó que en enero próximo espera presentar una acción contra el artículo 176 del Código Penal que castiga con prisión a quienes contraigan matrimonio pese a que haya impedimientos legales.

Esta norma posiiblita la apertura de una causa penal contra las mujeres, luego de que el Registro Civil llevara el caso ante el Ministerio Público.

"No entendemos porqué el Registro pretende que se les persiga penalmente a Laura y Jazmín por el acto de matrimonio, si no fueron ellas las que se casaron. Fue un notario el que las casó", alegó Zamora.

Laura y Jazmín agradecieron el apoyo que, afirman, han recibido departe de varios grupos de la sociedad civil.

El abogado Roberto Zamora indicó que si la Sala Constitucional rechaza la acción de inconstitucionalidad y el recurso de amparo que pretende interponer la pareja, acudiría a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) para que estudie el caso.