El propio ministerio encargó proyecto para sectorizar rutas y reducir congestión

Por: Diego Bosque 9 mayo
Liza Castillo, viceministra de Transportes, asumió su puesto en julio de 2016 tras la salida de Sebastián Urbina
Liza Castillo, viceministra de Transportes, asumió su puesto en julio de 2016 tras la salida de Sebastián Urbina

Un estudio técnico del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) listo para implementar la sectorización de rutas de autobús en Desamparados fue desechado por la viceministra de Transportes, Liza Castillo.

La sectorización del transporte público es un proceso que está varado desde el año 2000, su objetivo es reordenar el sistema de autobuses y así disminuir la cantidad de unidades que entran todos los días al centro de San José y, con esto, reducir el congestionamiento vial

¿Qué proponía el Tecnológico?
¿Qué proponía el Tecnológico?

El plan del Tecnológico, encargado por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) desde 2015, tenía preparado el esquema de 34 líneas a una troncal, dos periféricas y cinco alimentadoras para reordenar el transporte público en ese cantón.

La propuesta incluía los puntos donde se ubicarían las paradas, características de las estaciones, diseño de las tarjetas prepago, ejes de intercambio para peatones y ciclistas, materiales informativos para usuarios y hasta un cartel de licitación para la construcción de una terminal de transbordo en el centro de Desamparados.

El programa incluía preparar planes para otros sectores de la Gran Área Metropolitana.

No obstante, Castillo descartó, sin razones técnicas, el planteamiento del Tecnológico para pedirle a los autobuseros sus propias ofertas. El plazo para presentar sus iniciativas venció el 30 de abril.

Castillo, quien laboró en los últimos años para la empresa autobusera Cesmag como consultora, asumió su puesto en julio de 2016 tras el despido del exviceministro de Transportes, Sebastián Urbina.

Los servicios del ITCR al MOPT se acordaron gracias a un convenio de cooperación firmado, en octubre de 2015, por el entonces ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini. El acuerdo vencía en octubre de 2016 y se podía prorrogar por un año más; empero, por la decisión de Castillo no se continuó.

Tomás Martínez, coordinador del Proyecto de Fortalecimiento de la Gestión Pública Urbano Territorial del ITCR, dijo que el despacho de Castillo les comunicó que no renovarían el contrato porque el original lo había firmado el MOPT y, en realidad, era el Consejo de Transporte Público (CTP) quien tenía que hacerlo.

"Nos dijeron que el convenio estaba mal porque lo había firmado el ministro (Segnini) y que, lamentablemente, el ministro no tenía ninguna potestad en este caso, sino que eso le correspondía al CTP, nos dijeron que harían una versión nueva y, por último, nos informaron que la versión nueva estaba siendo valorada", detalló Martínez.

En el trabajo del Tecnológico participaron siete profesionales en ingeniería y arquitectura.

"El estudio se invisibilizó, siento que a los autobuseros les preocupó ver la información que teníamos lista, la disposición del sector privado para hacer las estaciones y la conformación de Sociedades de Economía Mixta (para el desarrollo de terminales de transbordo), esas tres cosas pusieron en alerta a los transportistas", agregó Martínez.

Al respecto, el actual jerarca de Obras Públicas y Transportes, Carlos Villalta, manifestó: "No tengo conocimiento... bueno, sí conozco que habían unos estudios iniciales que no fueron validados por el CTP, el asunto acá es que todos los estudios que se hagan deben pasar por una validación para corroborar la información. Entiendo que la metología utilizada por el Tecnológico para hacer los conteos (de pasajeros) no fueron los ideales".

El titular del MOPT rechazó que pedirles propuestas de sectorización a los buseros signifique entregarles a los empresarios el control de este tema.

La Nación intentó obtener una entrevista con Castillo para conocer los argumentos por los cuales hizo a un lado el plan del Tecnológico. Sin embargo, la funcionaria se ha negado a darnos una cita.

Incluso, Villalta trató de intermediar para concretar la entrevista este lunes, pero la viceministra aseguró que no podía.

Cambio de criterio

En setiembre del año pasado, Castillo se reunió con el equipo del ITCR que elaboró el estudio y expresó su satisfacción con el plan.

"Me agradó mucho la propuesta del Tecnológico porque se le da prioridad al transporte público y a la democratización del espacio", señaló la funcionaria en un comunicado divulgado por el mismo Instituto. Sin embargo, semanas después se excluyó el informe y se optó por solicitarle ofertas a los transportistas.

"Creo que la justificación que están dándole al Tecnológico no tiene claridad y es un pretexto para no asumir con contundencia el tema de sectorización", criticó Marcela Guerrero, diputada del Partido Acción Ciudadana.

Semanas atrás, el MOPT reconoció que aún no tiene listos los cronogramas de trabajo para la implementación de la sectorización. También admitió que no puede garantizar que se aplique el proyecto anes de que termine este Gobierno.

Las paradas de buses en el centro de San José son muy apetecidas por hombres y mujeres que aprovechan el menor descuido para apropiarse de lo ajeno.
Las paradas de buses en el centro de San José son muy apetecidas por hombres y mujeres que aprovechan el menor descuido para apropiarse de lo ajeno.

"Son los empresarios los que están poniendo sobre la mesa sus criterios para tomar las decisiones, hay muchos estudios que no se están tomando en cuenta", añadió la legisladora.

Sebastián Urbina, exviceministro de Transportes, refirió que se puede tomar en cuenta las ideas de los buseros, pero no deben aplicarse porque podría ser contraproducente.

Según el CTP, hasta ahora se han recibido tres planteamientos de parte de los empresarios, se desconoce si al despacho de la viceministra llegaron más.

Etiquetado como: