MOPT había prometido sistema para segundo semestre de este año, ahora no hay fecha de implementación

Por: Diego Bosque 13 julio
Los delincuentes aprovechaban las horas de mayor flujo de personas para cometer los delitos.
Los delincuentes aprovechaban las horas de mayor flujo de personas para cometer los delitos.

El sistema de cobro electrónico que pretende instalar el Gobierno en los autobuses del país utilizará tarjetas de débito y crédito como principal método de pago. No obstante, la llegada del sistema ya no será este año, como lo había prometido la actual administración.

El uso de estas tarjetas es el único detalle claro del plan, por ahora. Este proyecto es dirigido por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Las entidades aún desconocen cuánto costará la implementación, cómo se ejecutará, cuánto será el monto correspondiente a comisiones bancarias por cada transacción en buses y si el sistema permitirá la cancelación en efectivo mientras los usuarios se adaptan al nuevo plan.

El BCCR estima que al año se hacen 600 millones de pagos en autobuses.

Carlos Melegatti, director de la División de Sistemas de Pago del BCCR, afirmó que esperan tener todos los detalles del sistema de cobro electrónico en buses para el segundo semestre del 2018. Anteriormente, autoridades de transporte habían indicado que todo el sistema estaría en funcionamiento en el segundo semestre del 2017.

"Hasta que no tengamos el diseño final (del proyecto) no se va a saber el costo. Es decir, normalmente usted primero hace el diseño de la casa y luego dice cuánto cuesta la casa", explicó este jueves Melegatti.

La idea del BCCR es aprovechar la plataforma electrónica de los bancos y sus esquemas de recaudación, pero para ello requieren llevar a más personas al sistema bancario nacional.

De acuerdo con el BCCR, tres millones de personas en el país cuentan con este tipo de plásticos. En los últimos 18 meses se han bancarizado 697.000 más, pues el Poder Ejecutivo permitió abrir cuentas bancarias con solo presentar la cédula.

El funcionario agregó que utilizar las tarjetas de débito y crédito evitaría tener que crear una tarjeta única para el pago de pasajes, sistemas informáticos exclusivos para esa tarjeta, puntos de venta y puestos de recarga. Todos esos puntos se traducen en costos que impactan las tarifas, según Melegatti.

El cobro electrónico en el transporte público es un proyecto varado desde hace varios gobiernos. Su importancia radica en que permitiría precisar la demanda en buses y disminuirá el uso de efectivo en un sector importante de la población.

Cambios en tarjetas

El BCCR calcula que en el país existen ocho millones de tarjetas bancarias, 6,5 millones de débito y 2,5 millones de crédito.

Cifras del BCCR relacionadas a las transacciones con tarjetas de débito y crédito en el país
Cifras del BCCR relacionadas a las transacciones con tarjetas de débito y crédito en el país

En los últimos meses, los bancos le han cambiado a sus clientes cerca de tres millones de plásticos para dotarlos de la tecnología Contactless, la cual permite realizar la transacción de manera rápida y con solo acercar la tarjeta al datáfono. Este sería el mecanismo que se emplearía en los autobuses.

Liza Castillo, viceministra de Transportes, señaló que es importante contar con un sistema de este tipo porque se necesita agilidad a la hora de hacer los pagos en los buses.

Según la viceministra existe voluntad política y de los empresarios autobuseros para sacar adelante este proyecto.

El BCCR estima que al año se hacen 600 millones de pagos en autobuses.