Víctor Morales Mora reitera que el Gobierno no negociará cláusula 9.1 del contrato de concesión de APM Terminals

Por: Natasha Cambronero 31 octubre, 2014
El ministro de Trabajo, Víctor Morales Mora, hizo un llamado para que Japdeva aplique sanciones a sus funcionarios, tras la declaración de ilegalidad de la huelga en los puertos del Caribe.
El ministro de Trabajo, Víctor Morales Mora, hizo un llamado para que Japdeva aplique sanciones a sus funcionarios, tras la declaración de ilegalidad de la huelga en los puertos del Caribe.

El ministro de Trabajo, Víctor Morales Mora, hizo un llamado para que la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), aplique sanciones a sus funcionarios, tras la declaración de ilegalidad de la huelga en los puertos del Caribe, que contabiliza este viernes 10 días.

“Japdeva se debe ir preparando para ejecutar las medidas disciplinarias, que van desde la no cancelación de salarios hasta el despido sin responsabilidad patronal”, dijo el jerarca.

El fallo del Juzgado de Trabajo de Limón todavía no está en firme y por el contrario será apelado por el Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap).

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo sentirse "satisfecho" sobre la declaratoria de ilegalidad y lamentó que Sintrajap no acogiera la propuesta de acuerdo para levantar la huelga, después de una negociación que duró nueve horas.

"Lamento ese rechazo a la propuesta, porque recogía los elementos suficientes para el final de una huelga que está causando mucha incertidumbre por niveles de violencia en las noches, en alguna actividad delincuencial y pone en jaque el desarrollo de la provincia".

"Yo quisiera pensar que habrá lucidez en la base sindical de Sintrajap y que esa negativa inicial será revertida. Ustedes comprenden lo delicado del momento y de la negociación", agregó Solís.

Por su parte, Morales en conferencia de prensa aseguró que recibió “con tristeza” la decisión de Sintrajap, aunque el Gobierno todavía está dispuesto a reanudar el diálogo.

No obstante, reiteró que no cederán en las intenciones del Sindicato de renegociar la clausula 9.1 del contrato de concesión que permitiría a la firma APM Terminals construir un megapuerto en Moín, para atender de manera exclusiva los barcos portacontenedores.

Ese apartado es el detonante del movimiento que arrancó el miércoles de la semana pasada, porque deja a los muelleros actuales solo con la atención de los buques con carga mixta (contenedores, vehículos, metales, graneles).

En contra. Mediante una nota, el secretario general de Sintrajap, Ronaldo Blear, anunció al Gobierno que no firmarán el acuerdo negociado de manera conjunta.

Dicho texto proponía instalar una comisión para hacer estudios de mercado sobre el potencial de Japdeva para atraer más barcos, mediante el análisis de las tendencias actuales.

También estipulaba hacer otro estudio para analizar el impacto que la concesión portuaria de la empresa APM Terminals tendría en las operaciones de la institución estatal encargada de Limón y Moín.

El acuerdo además proponía crear otra comisión que se dedicara a atender las dudas de Sintrajap sobre el contrato de concesión y el Poder Ejecutivo se comprometía a no aplicar medidas sancionatorias.

Colaboró con esta información el periodista Álvaro Murillo