Melvin Jiménez aseguró que cada funcionario tiene derecho a dedicar su tiempo libre en lo que desee

Por: Natasha Cambronero 8 septiembre, 2014

El Ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, aseguró este lunes que no opinará sobre las declaraciones de su asesor, Mariano Salas, en la Asamblea Nacional del PAC, donde atacó al diputado oficialista, Ottón Solís, por una deuda con la agrupación.

El ministro Melvin Jiménez es obispo luterano | ARCHIVO
El ministro Melvin Jiménez es obispo luterano | ARCHIVO

“En su tiempo libre, fuera de horario laboral, cualquier funcionario público tiene el derecho a dedicar su tiempo en lo que desee, por lo que no tengo ninguna opinión al respecto de lo que don Mariano Salas haga fuera de la oficina, en su tiempo personal, lo cual es un derecho establecido y regulado por la ley, siempre y cuando se haga en el marco de respeto a la legislación”, dijo Jiménez en un comunicado de prensa.

El ministro agregó que Salas, con con su participación en la Asamblea rojiamarilla, no violó ninguna ley y acuerpó su gestión en Casa Presidencial.

“Salas es parte de un nutrido grupo de jóvenes comprometidos que han decidido trabajar por el país desde diversas trincheras. Él, al igual que muchos otros jóvenes en el PAC es una persona calificada, con criterio y opiniones propias que son y serán siempre respetadas”, dijo.

El también asambleista del Partido Acción Ciudadana (PAC), cuestionó a Solís por un pendiente de ¢438.000 con el Comité Ejecutivo, correspondiente a las cuotas de mayo y junio.

El estatuto del PAC establece que los diputados deben aportar un 5% de su salario mensual para ayudar al Partido.

El pasado 5 de agosto, Solís le envió una carta a Rodrigo Alberto Carazo, en ese momento presidente del PAC, para indicarle que no pagó esas cuotas al considerar que “ya no existe” el Partido "de la austeridad y el voluntariado".