Fideicomiso para construcción del nuevo Congreso por $76 millones incluía $5 millones para conservación de tres inmuebles protegidos

Por: Aarón Sequeira 1 abril, 2014
El Centro de Conservación del Patrimonio cree que la estructura del edificio de los diputados, que pasaría por encima del actual inmueble principal del Congreso, opacaría tres construcciones que son patrimonio arquitectónico.
El Centro de Conservación del Patrimonio cree que la estructura del edificio de los diputados, que pasaría por encima del actual inmueble principal del Congreso, opacaría tres construcciones que son patrimonio arquitectónico.

El ministro de Cultura, Manuel Obregón, negó definitivamente los permisos para la construcción del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa, tras reafirmar el criterio del Centro de Conservación del Patrimonio emitido en febrero.

El jerarca rechazó la apelación que plantearon los encargados del fideicomiso, pues adujo que los tres edificios del Congreso que serían intervenidos y que están declarados como patrimonio nacional (antiguo Colegio Sión, Casa Rosada y edificio principal) están en riesgo por el proyecto de construcción.

"Para el Ministerio de Cultura y Juventud la ley es muy clara, el patrimonio nacional, tangible o intangible, se debe proteger por sobre cualquier interés público o privado. La jurisprudencia sobre el tema fortalece la decisión de este ministerio por cuanto siempre hace un llamado a la responsabilidad de quienes tomamos estas decisiones", dijo Obregón en un comunicado de prensa.

Obregón explicó que con su negativa se cierra la vía administrativa para obtener los permisos de construcción que atañen al Centro de Patrimonio.

Ligereza. El director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales, reaccionó con enojo a la negativa de Obregón, y condenó la actitud del Centro de Patrimonio de frenar el proyecto por no haber sido invitados a participar en la escogencia del proyecto ganador.

"Yo veo esto con gran preocupación y asombro, porque me parece que no han estudiado a fondo el proyecto, creo que han contestado con una gran ligereza el planteamiento que hizo el fideicomiso a través de la Unidad Administradora del Proyecto", dijo Ayales.

Ayales aseguró que en los edificios legislativos han riesgo para la vida de las personas, funcionarios y visitantes. Además, recordó la orden que emitió el Ministerio de Salud en 2010 para desalojar varios inmuebles del parlamento.

Sin embargo, esa orden no tuvo efecto tras un criterio de la Procuraduría General de la República que estableció que no se puede obligar al Congreso a quedarse sin una sede o parte de ella.

"No es posible que eso sea ignorado, aquí está en peligro la vida de personas, funcionarios y visitantes. Me parece una barbaridad, en este gobierno no se puede hacer nada; están paralizando, enterrando un proyecto de estos", enfatizó Ayales.

Cuatro etapas. El proyecto de nuevo edificio legisltivo incluye cuatro etapas, una de diseño, la segunda para la construcción de un gran edificio de diputados, la tercera del edificio parlamentario, donde se ubicaría el plenario y una cuarta etapa sería la restauración de los edificios patrimoniales.

Para la obra, el fideicomiso destinó $76 millones; en particular para la restauración de los tres edificios se reservarían $5 millones.

Según el diseño ganador, del consorcio Nagel Arquitectos, el edificio se ubicaría por encima del actual edificio principal del Congreso, con dos grandes bases desde detrás del Castillo Azul y hacia el oeste, atravesando la calle 15, para tener otra en el costado sur de la Asamblea.

El criterio de Patrimonio es que se opacarían no solo los edificios legislativos que son patrimonio, sino también el cuartel Bellavista, sede del Museo Nacional.

"La protección del patrimonio cultural es un derecho humano de tercera generación y el obligado a garantizarlo es el Ministerio de Cultura y Juventud, razón por la cual, este despacho debe rechazar el recurso de apelación interpuesto por el fideicomiso inmobiliario Asamblea Legislativa/BCR 2011", añadió Obregón.