Caso quedó en suspenso hasta que Ministerio Público resuelva denuncia presentada por sindicalista

Por: Natasha Cambronero 10 marzo, 2015
Henry Mora, presidente de la Asamblea Legislativa, aprobó las modificaciones al Reglamento del Congreso y espera que avancen en plenario. | ARCHIVO
Henry Mora, presidente de la Asamblea Legislativa, aprobó las modificaciones al Reglamento del Congreso y espera que avancen en plenario. | ARCHIVO

El Ministerio de Trabajo suspendió este martes la investigación contra el presidente de la Asamblea Legislativa, Henry Mora del Partido Acción Ciudadana (PAC), por una presunta persecución sindical y prácticas laborales desleales.

Las pesquisas y la comparecencia de Mora fueron suspendidas debido a que el caso también fue denunciado ante el Ministerio Público, desde el pasado 20 de febrero.

Así lo confirmó, el director de la Inspección Nacional de Trabajo, Rodrigo Acuña, quien aseguró que se tomó esa decisión por una cuestión de economía procesal, pues dos órganos distintos iban a analizar y emitir criterio sobre los mismos hechos.

Aseguró además, que la decisión que se tome en la sede jurisdiccional tiene mayor peso, porque ellos solo pueden señalar una falta, mientras que un Tribunal puede emitir una multa y ordenar una reparación de los daños.

Acuña agregó que incluso la investigación que realizaba el Ministerio podría terminar como una denuncia ante la Fiscalía, lo cual también significaría realizar dos veces el trabajo.

"La investigación fue archivada temporalmente hasta que el Ministerio Público emita un criterio. El sujeto, el objeto y la causa son los mismos en ambos casos y por eso preferimos que se ventile primero en sede judicial", expresó Acuña.

El Ministerio de Trabajo había iniciado las pesquisas y citado a Mora para el martes de la próxima semana, tras una denuncia que presentó la secretaria general de la Unión de Trabajadores Legislativos (Utraleg), Guiselle Ruiz, en contra del Directorio legislativo por el proceso disciplinario que le abrieron tras cuestionar varios de los nombramientos que autorizó ese órgano parlamentario.

La funcionaria legislativa aduce en esa queja, presentada el 30 de octubre del 2014, que su cargo en ese sindicato la blinda para emitir declaraciones en "defensa de los derechos de los trabajadores".

Ahora, al conocer la decisión del Ministerio de Trabajo, Ruiz dijo que no le sorprende la decisión, pero cuestionó que en sede administrativa no se le haya protegido, pues a lo interno de la Asamblea Legislativa el proceso disciplinario sigue abierto aunque haya un trámite en la Fiscalía.

"A mí no me sorprende este comportamiento pocas horas después de que salió a la luz pública el caso, esto evidencia el gran problema que estamos viviendo, que hay un manoseo político absoluto en las decisiones administrativas", afirmó la secretaria general.