Por: Daniela Cerdas E. 13 diciembre, 2015

“En el pasado, el proyecto de vida de las personas estaba programado para salir de la casa de los padres, casarse para formar una familia y tener hijos. Pero la cosmovisión cambió con el tiempo”.

Sixto Porras, director regional de Enfoque a la Familia, describe así un escenario muy diferente al que muestran las estadísticas en la actualidad.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en el 2014 nacieron en el país 29.500 niños de madres en una relación de unión libre, frente a 21.908 bebés que llegaron a este mundo con sus progenitoras casadas.

En el 2014, en Cartago nacieron 991 bebés con sus padres en unión libre y 2.656 de parejas casadas. | JEFFREY ZAMORA.
En el 2014, en Cartago nacieron 991 bebés con sus padres en unión libre y 2.656 de parejas casadas. | JEFFREY ZAMORA.

En Cartago es donde menos niños nacen de parejas juntadas. En ese año, nacieron 991 bebés con sus padres en unión libre y 2.656 de parejas casadas.

En Guanacaste, Puntarenas y Limón es donde porcentualmente nacen más bebés con sus madres en unión libre.

De los 5.979 niños que vinieron al mundo en Guanacaste, en el 2014, los padres de 3.328 estaban juntados. En el caso de Puntarenas, de los 7. 510 nacimientos de ese año, 4.240 se registrados con la madre en unión libre, y en Limón, de los 8.000 nacimientos, poco más de la mitad fueron de padres sin casarse.

“Hay menos personas casándose, pero eso no significa que dejaron de tener hijos. Muchos siguen teniéndolos, pero no alrededor del matrimonio. Y las parejas que se casan, dentro de su proyecto de vida, está tener pocos hijos, uno o dos lo máximo . No lo vemos tan prioritario como en otras culturas”, explicó Porras.

Baja fecundidad. Según el INEC, en 1993 nacían 25 niños por cada 1.000 habitantes. En el 2013, la cifra bajó a solo 15 por cada 1.000 habitantes.

El Instituto advirtió de que que en las últimas dos décadas hubo un descenso en la tasa bruta de natalidad (TBN), que indica el número de nacimientos por cada 1.000 habitantes.

También se redujo la tasa global de fecundidad (TGF), que representa el número hipotético de hijos e hijas que tendría una mujer si se mantuvieran las actuales condiciones de fecundidad.

En el 2013, la TGF llegó a 1,76 hijos por mujer, la cifra anterior era de 2,1. Lo que creció porcentualmente fue en la cantidad de mujeres que tuvieron hijos en el rango de 15 a 19 años: en 1993 era de 16,9% de los nacimientos, y en 2013 llegó a 18,4%.

No obstante, en números se refleja una baja, ya que en 1993 se dieron 93 casos, y en el 2013, 64.

Etiquetado como: