Nuevo jerarca de Inteligencia y Seguridad aseguró que investigará la entidad y anunciará todo aquello "que se haya hecho mal" en el pasado

Por: Aarón Sequeira 9 mayo, 2014
El nuevo jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad, Mariano Figueres, dijo que impulsará una reforma legal para cambiar objetivos de la Dirección como policía política.
El nuevo jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad, Mariano Figueres, dijo que impulsará una reforma legal para cambiar objetivos de la Dirección como policía política.

El nuevo jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), órgano de la Presidencia de la República, Mariano Figueres, prometió esta mañana que revelará todos los expedientes en posesión de ese órgano, cuando hayan sido "indebidos".

"Absolutamente todo lo que encontremos y que haya sido indebido lo vamos a informar", dijo.

Figueres fue nombrado al frente de ese órgano el jueves, tras el cierre de la primera sesión del Consejo de Gobierno que dirigió Luis Guillermo Solís.

La entidad es conocida por su labor de policía política, investigación de periodistas y políticos contrarios al gobierno y por generar sospecha de persecución contra ciertas figuras y organizaciones.

"No vamos a esconder nada, no sabemos cuánto vamos a encontrar y no sabemos cuánto de lo que hemos supuesto en el pasado es real", dijo Figueres.

El nuevo director de ese órgano aseguró que él mismo, en el pasado, fue víctima de lo que llamó "épocas oscuras" de la DIS.

Reforma de ley. Figueres también trabaja en la elaboración de un proyecto de ley para reformar los objetivos de la DIS y consolidarlo como un recolector de información, en temas como terrorismo, narcotráfico y crimen organizado.

"Queremos consolidar la parte de gobernabilidad y se refiere a nuestra labor de recolección de información de una manera sana, lícita, pública y legal, para procesarla y facilitarla a las instituciones del Estado", dijo Mariano Figueres.

El nuevo jerarca enfatizó que no se utilizará la DIS como una herramienta para sacar "clavos políticos" entre un gobierno y otro.

"Vamos a investigar en qué estamos bien y en qué estamos mal", añadió.

En cuanto a la recolección de información, Figueres explicó que hay centros de posibles conflictos ciudadanos que se podrían prevenir, si hay mayor información.

"No para ir a garrotear gente, porque así no se arregla nada, sino dando soluciones", finalizó.

Etiquetado como: