Ministerio de Cultura le quitó ayer el respaldo a la obra musical Cocorí por supuesto racismo.

Por: Álvaro Murillo 23 abril, 2015
Luis Guillermo Solís, acompañado por la diputada josefina Epsy Campbell (de rojo), y la presidenta de Japdeva, Ann McKinley, además del ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez. Todos con trajes tradicionales afro. | RAFAEL MURILLO
Luis Guillermo Solís, acompañado por la diputada josefina Epsy Campbell (de rojo), y la presidenta de Japdeva, Ann McKinley, además del ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez. Todos con trajes tradicionales afro. | RAFAEL MURILLO

Aunque tiene una opinión distinta sobre el tema, el presidente Luis Guillermo Solís respaldó la potestad de la ministra de Cultura, Elizabeth Fonseca, de retirar el apoyo a una obra musical basada en el libro "Cocorí" por supuesto racismo.

Consultado por periodistas este mediodía, Solís dijo que Fonseca tiene la autoridad de tomar esa decisión, pero disiente sobre el fondo: "Como afrodescendiente, no me siento ofendido por "Cocorí" siempre y cuando este sea explicado en el contexto. Los niños de 7 años saben y entienden mucho más de lo que uno se imagina. Se les puede explicar a su manera", dijo el presidente, cuya abuela materna fue jamaiquina.

Este miércoles Elizabeth Fonseca decidió retirar el apoyo estatal a un montaje de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) basado en "Cocorí", tal como se lo pidieron diputados de la comisión legislativa de Derechos Humanos, presidida por la oficialista Epsy Campbell.

Solís dijo que, como historiador, entiende que las obras se producen en un momento determinado y recogen los prejuicios de un momento determinado, pero "La tarea de matizar esos prejuicios les toca a quienes, miles o centenares de años después, tenemos la obligación de hacerlo".

"Toda obra debe ser analizada en su contexto y mal haríamos en empezar a prohibir obras que están llenas de prejuicios no entendiendo el contexto en el que fueron escritas. Como profesor enseñé 'Mein Kampf' de Hitler y lo hice para que no se repitan las barbaridades", concluyó Solís.