El mandatario dijo que buscan llevar empresarios, así como los vínculos en temas de salud, educación y deporte

Por: Aarón Sequeira 30 octubre, 2015
Luis Guillermo Solís junto al presidente de Cuba, Raúl Castro, durante una cumbre entre la Celac y China en Brasil, en julio del 2014. Arriba, los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, Surinam, Desire Bouterse; y Venezuela, Nicolás Maduro.
Luis Guillermo Solís junto al presidente de Cuba, Raúl Castro, durante una cumbre entre la Celac y China en Brasil, en julio del 2014. Arriba, los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, Surinam, Desire Bouterse; y Venezuela, Nicolás Maduro.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, visitará en viaje oficial al mandatario cubano, Raúl Castro, en La Habana, del 15 al 16 de diciembre.

Así lo confirmó esta mañana Solís, quien explicó que la visita es un punto más en el recorrido que han tenido las relaciones entre ambas naciones desde 1990.

"No es el punto final, cada momento ha sido importante en ese proceso", aseguró el mandatario.

En la agenda de temas que Solís le propondrá a Castro, destacó los temas relacionados con salud, educación y deportes, máxime cuando se están graduando varios costarricenses en la isla caribeña.

El presidente también le dio una especial importancia al viaje "ahora que Cuba está en un proceso de normalización de sus relaciones con Estados Unidos".

"Costa Rica tiene que entender mejor cómo funciona Cuba en el Caribe, es un factor que va a tener un desarrollo muy significativo en el Caribe", explicó el mandatario.

Solís recordó que, en el proceso, se abrió primero una oficina de relaciones comerciales en esa isla, que luego se convirtió en un consulado general y, finalmente, en una embajada durante la segunda administración del expresidente Óscar Arias y "después se hizo un acuerdo de cooperación durante el gobierno de Chinchilla".

Para Solís, ahora lo que corresponde es llevar empresarios que puedan estar interesados en algunos campos "donde Cuba y Costa Rica puedan asociarse y otros donde puedan intercambiar experiencias".

En temas como salud, educación y deporte habría competencia, determinó el presidente.

Vienen exportaciones e importaciones, donde esa isla va a jugar un papel muy activo, aseguró el mandatario.