Mandatario reitera que mensaje en cuenta personal de Stephanie González no representa la posición de su Gobierno

Por: Alexandra Araya M. 26 junio, 2014

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís señaló mediante nota escrita, al jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Juan Luis Jiménez Succar, que lo publciado por su jefa de prensa de Casa Presidencial, Stephanie González, no representa la posición del gobierno.

El PLN protestó por el manejo de las redes sociales de González, y calificó como irrespestuoso colgar en la red social Twitter un "meme" del excandidato presidencial Johnny Araya, uno de los líderes del PLN.

La broma, publicada el domingo, se trató de un "meme" con la foto de Araya y una leyenda que recomendaba a Inglaterra renunciar antes del partido contra Costa Rica, recordando la decisión del excandidato de retirarse de la campaña pasada del PLN.

La jefa de prensa de Casa Presidencial, Stephanie González, dijo que lo que comente en su perfil de Twitter no representa la posición del Gobierno. El domingo la funcionaria colgó un
La jefa de prensa de Casa Presidencial, Stephanie González, dijo que lo que comente en su perfil de Twitter no representa la posición del Gobierno. El domingo la funcionaria colgó un "meme" de Johnny Araya que enojó al PLN.

"Su inquietud acerca de la reproducción de contenidos electrónicos en la cuenta personal de Stephanie González, en la red social Twitter, no constituye uso propagandístico en contra de los dirigentes liberacionistas ni representa una posición del Gobierno de la República", expresó Solís.

Asimismo, señaló que "no existió ninguna intención de ofender al excandidato del PLN Johnny Araya".

En días anteriores, Juan Luis Jiménez Succar, jefe de fracción del PLN, sostuvo que, si para el presidente la actitud de González no representa nada, para Liberación implica una falta que no se le puede permitir a un funcionario de la categoría de un jefe de prensa del Gobierno.

El PLN exigió una respuesta por escrito o, de lo contrario, presentaría un recurso de amparo.

La periodista, por su parte, dijo que nunca tuvo la intención de ofender.