Por: Álvaro Murillo 27 mayo, 2014

El presidente Luis Guillermo Solís podría presentarse a la Asamblea Legislativa en agosto, para entregar en persona un informe sobre cómo encontró la administración pública de manos del gobierno de Laura Chinchilla.

La rendición inédita de un informe como el propuesto depende, sin embargo, de los espacios formales para recibir al Presidente que se estipulan en el reglamento legislativo, informó esta tarde Melvin Jiménez, ministro de la Presidencia.

"Habrá una solicitud a través de nuestra bancada dentro de lo reglamentado. Sabemos que hay diputados muy abiertos a escuchar esto que hemos llamado 'el estado de la cuestión'. Es como cuando uno compra una casa, que con los días empieza a ver que no funciona una tubería o la instalación eléctrica", justificó Jiménez.

También está en planes buscar canales para hacer llegar a la ciudadanía ese informe, para el cual los ministros tienen hasta tres meses, según dijo el presidente Luis Guillermo Solís el fin de semana a La Nación, en una entrevista en la que dijo que recibió "una finca encharralada".

"Queremos mostrar a los costarricenses cómo recibimos la casa. Tener el cuidado de decir recibimos la casa así y así. Que nos reconozcan que vamos a empezar a preparar aquellas cosas que lo requieran. Es vital tener ese estado de la cuestión' para que nos achaquen cosas que estamos recibiendo".