Mandatario brindó conferencia de prensa, en la primera sesión del Consejo de gobierno de este 2015

 13 enero, 2015

El presidente, Luis Guillermo Solís, descartó este mediodía conocer el contenido de una reunión realizada el martes pasado en la que un viceministro suyo le ofreció una embajada a la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes.
Solís respondió "no", cuando se le preguntó sobre la reunión entre Brenes y su viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, en una conferencia de prensa ofrecida hoy, martes, en Casa Presidencial.

El mandatario dijo que sostuvo ayer una reunión con la Procuradora, quien le había expresado a Soley una inconformidad en la relación de la Procuraduría General de la República -órgano abogado del Estado- con el actual Gobierno.

El presidente Luis Guillermo Solís atiende consultas de periodistas en temas claves del Gobierno.
El presidente Luis Guillermo Solís atiende consultas de periodistas en temas claves del Gobierno.

"No hay ninguna intención de menoscabar, ni intimidar, ni limitarle potestades a la Procuradora. Le reiteré mi entera voluntad de continuar trabajando con ella", contestó Solís, ante consultas de la prensa.

La Procuradora fue nombrada en su cargo, en el 2010, propuesta por el gobierno de Laura Chinchilla y su nombramiento se vence en mayo del 2016.

En este 2014, ella suscribió dos informes contrarios a criterios de la Presidencia de la República sobre el veto a una ley para uso comercial de la calle josefina 13bis y sobre la permanencia de Melvin Jiménez, como ministro, por ser también obispo luterano.

El presidente de Solís añadió que tampoco es política de su Gobierno usar las embajadas como un botín político, y que no tiene por qué conocer la agenda de reuniones de otros jerarcas de su Administración.

Estas declaraciones trascendieron durante la conferencia de prensa posterior a la primera sesión del Consejo de gobierno de este año, en la cual Solís rindió un informe sobre su reciente gira a China, y reiteró que no hubo ningún "intercambio" detrás de la donación de ¢13.000 millones ($24 millones) dados por el Gobierno de China a Costa Rica.