Presidente insta a los diputados a 'hacer hoy y pensar en mañana'

Por: Natasha Cambronero 15 octubre, 2015
El presidente Luis Guillermo Solís junto con el ministro de Ambiente, Edgar Gutiérrez, durante en acto en la escuela de Concepción de San Rafael de Heredia, donde insitió en la necesidad de aprobar en el Congreso las reformas fiscales.
El presidente Luis Guillermo Solís junto con el ministro de Ambiente, Edgar Gutiérrez, durante en acto en la escuela de Concepción de San Rafael de Heredia, donde insitió en la necesidad de aprobar en el Congreso las reformas fiscales.

El presidente Luis Guillermo Solís volvió a insistir, este jueves, en la necesidad de aprobar, a la brevedad posible, los proyectos de ley que crean nuevos impuestos. Esta vez, lo hizo bajo el alegato de que esas reformas mejorarán la calidad de vida de las futuras generaciones.

"No me canso de repetir y pedir a los señores y señoras diputados que conozcan los proyectos de fortalecimiento fiscal. Que piensen en la herencia que dejamos a las generaciones que ni siquiera todavía nacen (...). Esta tarde me sumo a quienes con alegría podemos ratificar ese camino tan costarricense, ese camino de hacer hoy y pensar en mañana, con una perspectiva de responsabilidad y solidaridad", dijo Solís.

Así lo expresó durante su intervención en el acto de la firma del decreto que amplía en un 5% la extensión del Parque Nacional Braulio Carrillo, en medio de cientos de estudiantes, maestros y padres de familia de la escuela de Concepción de San Rafael de Heredia.

En su discurso de diez minutos, el mandatario alegó que no se puede pensar a corto plazo: "Para un gobierno que es efímero, lo importante no es tanto lo que haga hoy, sino lo que construya hacia adelante, que sean las generaciones futuras las que puedan mirar no solamente la obra construida, las realizaciones que por obligación hay que atender, como aquellas de orden más trascendentes, aquellas que nos permiten ir mucho más allá, entendiendo que la patria es eterna".

Solís también aseguro que parte de los nuevos recursos que generaría la aprobación de esos proyectos de ley, se utilizarían para "consolidar las áreas protegidas" del país.

El pasado 12 de agosto, el Poder Ejecutivo envió al Congreso un proyecto para convertir el tributo de ventas en un impuesto al valor agregado (IVA), lo cual implica que se extiende sobre bienes y servicios, y la tarifa aumentaría del 13% actual a un 15% en un plazo de dos años.

También propuso otra iniciativa para modificar el impuesto sobre la renta.

Dichos planes buscan reducir el déficit del Gobierno, que este año rozaría el 6% de la producción. Ambos proyectos, más un incremento en el impuesto de traspaso de vehículos, darían recursos por 2,09% de la producción.

No obstante, la mayoría de fracciones de la oposición condicionaron la discusión de dichas iniciativas a que el Gobierno muestre señales de austeridad y haga significativos recortes de gastos en el Presupuesto Ordinario de la República del 2016.

Gasto. Esa es la posición de Solís en cuento a los ingresos. En el lado del gasto, desistió de poner en discusión en el Congreso, reformas para ordenar los salarios del Estado y reducir el costo de planilla.

A finales de julio alegó que tales modificaciones tendrían efecto a largo plazo, dentro de 15 ó 18 años y que en el país urgen leyes con impacto inmediato en las finanzas.