El fenómeno de El Niño, el sistema de alta presión semipermanente de las Bermudas y los vientos alisios, no permiten que el período canicular sea intenso

Por: Irene Traube G. 1 julio

Si tenía planeado aprovechar el período canicular de julio para darle unas vacaciones a su sombrilla, mejor no se arriesgue, pues, si bien es cierto que habrá días secos o poco lluviosos en las próximas semanas, estos no serán consecutivos, sino que se turnarán con algunos más lluviosos.

La canícula es una disminución en la cantidad mensual de lluvia en los meses de julio y agosto, en relación con los meses más lluviosos, que son setiembre y octubre.
La canícula es una disminución en la cantidad mensual de lluvia en los meses de julio y agosto, en relación con los meses más lluviosos, que son setiembre y octubre.

Lo anterior se debe a que, este año, los moduladores de la canícula, como los son el fenómeno de El Niño, el sistema de alta presión semipermanente de las Bermudas y los vientos alisios, no permiten que el conocido "veranillo" de medio año sea intenso, según información del Instituto Metereológico Nacional (IMN).

El inicio del período canincular se caracterizará por una mezcla de períodos secos y lluviosos de unos cinco días de duración, aproximadamente. Por ejemplo, entre el 1.° y el 5 de julio se ha previsto una condición seca o poco lluviosa, mientras que entre el 6 y el 10 de julio habrá más lluvia.

Según el IMN, ese patrón inestable se mantendrá durante todo el mes y, a pesar de la presencia de la canícula, sí podrían presentarse aguaceros fuertes en los días húmedos.

Por otra parte, se estima que la canícula de agosto, que sería entre el 1.° y el 15, podría ser más fuerte que la de julio, por lo que habría más días secos.

En detalle. ¿Qué es la canícula? En palabras simples, es un "veranillo" que sucede entre julio y agosto. Este consiste en la reducción de la intensidad de las lluvias, o bien, en su interrupción total por un período de cinco a 15 días, además, registra un aumento de las temperaturas y de los vientos alisios.

Según el IMN, estos "veranillos" se presentan desde mediados de junio, pero aumentan entre el 12 de julio al 14 de agosto. Por lo general, estas condiciones se dan en períodos de diferente duración: unos en julio (denominada la primera canícula) y otros en agosto (segunda canícula).

Generalmente, en el Valle Central, los períodos secos no superan los tres días consecutivos, mientras que en Guanacaste estas secuencias son de cuatro o cinco días.

El origen de la canícula se le atribuye a la intensificación del viento alisio. Esto debido a variaciones en la posición e intensidad del sistema de alta presión de las Bermudas (ubicado en el océano Atlántico Norte).

Cabe mencionar que la canícula no es lo mismo que el veranillo de San Juan, pues este último acontece en la tercera o cuarta semana de junio.

Etiquetado como: