Presidenta critica actitud nicaragüense por "errática, falsa y engañosa"

Por: Aarón Sequeira 15 octubre, 2013
Estas es una de las imágenes tomadas del video que un helicóptero costarricense logró hacer en setiembre anterior sobre uno de los canales que el gobierno de Laura Chinchilla denunció en isla Calero.
Estas es una de las imágenes tomadas del video que un helicóptero costarricense logró hacer en setiembre anterior sobre uno de los canales que el gobierno de Laura Chinchilla denunció en isla Calero.

El Gobierno de Nicaragua culpó a Edén Pastora, agente encargado del dragado sobre el río San Juan, por la construcción de dos nuevos caños en el territorio costarricense de isla Portillos. Así lo señaló la presidenta de la República, Laura Chinchilla, esta tarde tras la reunión del Consejo de Gobierno.

La mandataria hizo un recuento, este mediodía, de lo acontecido en la segunda jornada de audiencias ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde Costa Rica solicita nuevas medidas cautelares contra Nicaragua, por transgredir las medidas cautelares impuestas en marzo de 2011.

La Corte ordenó que ni personal militar de Nicaragua ni de Costa Rica podían entrar en el territorio en disputa, medida que el gobierno de Daniel Ortega ha violado de forma recurrente, según lo ha acusado Chinchilla.

A juicio de la presidenta, la actitud de Managua en su defensa ha sido "errática, falsa y engañosa".

Carlos Argüello, agente de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, en el reino de los Países Bajos , aceptó que se hizo la incursión, pero añadió que supuestamente no fue por orden del Gobierno que Pastora actuó en el terreno.

"La posición de Nicaragua en torno al tema es confusa", añadió la mandataria.

Reacción

Chinchilla insistió en que Ortega solamente retiró el personal militar de isla Portillos como reacción, cuando San José envió una nota de protesta enérgica en la que denunció la nueva transgresión nicaragüense en la zona.

La primera invasión a ese espacio costarricense ocurrió en octubre de 2010, cuando un contingente militar nicaragüense se apostó en Portillos, hizo un campamentó y colocó una bandera de ese país.

A raíz de esa invasión, Costa Rica denunció en La Haya al gobierno nicaragüense y este reaccionó con una contrademanda por supuestos daños ambientales generados por la construcción de la trocha fronteriza.

A inicios de este año, Nicaragua solicitó la unión de los dos procesos judiciales, lo cual atrasaría más la resolución de la Corte Internacional.

Por ello, Chinchilla aceptó que el próximo gobierno se va a encontrar los casos abiertos en La Haya y, por eso, pidió a los candidatos que, quien quiera que llegue a Zapote, los continúe.

"El próximo gobierno se va a encontrar con los casos abiertos en la Corte de la Haya con Nicaragua. (...) Nuestro consejo es que sostengan los casos", dijo la mandataria.