El canciller, Manuel González, se reunió con los voceros de los nueve partidos políticos representados en el Congreso, para explicar la reacción del Ejecutivo al ingreso ilegal de al menos 1000 inmigrantes por la frontera sur

Por: Aarón Sequeira 13 abril, 2016
El canciller, Manuel González, les explicó, a los jefes políticos del Congreso, la forma en que el Gobierno maneja el ingreso ilegal de más de 1000 inmigrantes por la frontera sur.
El canciller, Manuel González, les explicó, a los jefes políticos del Congreso, la forma en que el Gobierno maneja el ingreso ilegal de más de 1000 inmigrantes por la frontera sur.

Los jefes de las fracciones legislativas ratificaron, esta tarde, el apoyo de los nueve partidos políticos al Gobierno en el manejo de la crisis migratoria y la entrada ilegal de unos 1000 inmigrantes a territorio costarricense, por la frontera sur.

En una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González, los voceros de las agrupaciones representadas en el Congreso escucharon el estado de la situación que les explicó el canciller y le manifestaron su apoyo.

Según el jefe de la bancada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Johnny Leiva, se le pidió a González especificar, en el momento en que lo requiera, si es necesaria una reforma legal en la Asamblea Legislativa, a la cual le darían prioridad, en caso necesario.

El liberacionista Antonio Álvarez comentó que los líderes partidarios le aseguraron al canciller que hay apoyo total del Poder Legislativo al Ejecutivo, luego de que el presidente Luis Guillermo Solís le enviara al mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, una carta para pedirle acciones sobre la política que atrae el flujo migratorio desde Cuba, principalmente.

"Le dijimos que los diputados entendemos que es un tema país; estamos de acuerdo en apoyarlos, las diferentes fracciones, para actuar en estos temas el Ejecutivo y el Legislativo unidos, en la defensa del espacio territorial costarricense", comentó Álvarez vía telefónica.

La cita duró 45 minutos y se realizó en el Salón de Expresidentes del Congreso, en el Castillo Azul, sede de la Presidencia de la Asamblea Legislativa.

"Esto no lo podemos tolerar, no solo por la forma de ingreso a la fuerza, sino que ya habíamos advertido de que Costa Rica no dará más visas de tránsito y que la situación ocurrida entre noviembre del 2015 y marzo de este año era excepcional", dijo González, quien añadió que los otros países (El Salvador, Guatemala y México) que colaboraron para la salida de casi 8000 caribeños no permitirán su paso otra vez.

Junto con el canciller González, estuvo el viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora; el presidente del Congreso, el socialcristiano Rafael Ortiz, además de Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC); Fabricio Alvarado, de Restauración Costarricense; Gonzalo Ramírez, de Renovación Costarricense; y Laura Garro, la subjefa del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Además de los voceros liberacionista y socialcristiano, estuvo Gerardo Vargas, jefe del Frente Amplio, quien destacó que el Gobierno no solo debe proteger la integridad de las fronteras costarricenses, sino también los derechos humanos de los migrantes.

"Entendemos que el país tiene que velar por la soberanía y seguridad del territorio costarricense. Nos preocupa otra vez estar en un tema de crisis migratoria, de manos amarradas, porque además la Sala IV prohibió deportar a los cubanos a la isla", dijo el frenteamplista.

El canciller añadió que hay declaraciones muy bonitas de parte de otras naciones, "hay mucha solidaridad de papel y de palabra", pero que a la hora de ejecutar esa solidaridad, se esfuma y se convierte en competencia, declaraciones de que no pueden hacer nada, que tienen fronteras muy largas y que no pueden retenerlos.

Etiquetado como: