Por: Diego Bosque 30 julio, 2014

El Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) no actualiza el valor y la cantidad de sus propiedades desde 1981.

La Contraloría General de la República afirma que no es “fiable” el saldo de la cuenta de terrenos que asciende a ¢4.000 millones, porque no refleja información real.

En junio del 2013, la Contraloría emitió un informe en el que le llama la atención al INVU sobre el descontrol en ese registro. Le ordenó elaborar un inventario de la cantidad de fincas que tiene a su nombre y actualizar su valor.

Ese listado debía estar preparado el pasado 30 de junio. No obstante, el INVU pidió más tiempo para cumplir con esa orden.

Según la Contraloría, el nuevo plazo vence en junio de 2016.

El INVU argumentó falta de personal para elaborar el registro de terrenos, que permita precisar la cantidad y valor de las fincas con las que cuenta.

En la actualidad, esa institución está en el proceso de contratación de profesionales en áreas como Ingeniería, Arquitectura, Topografía y Derecho para cumplir con el requisito.

De acuerdo con la Contraloría, el INVU debe evaluar más de 5.400 inmuebles en todo el país.

“Nosotros tenemos como 12.000 fincas y me da vergüenza decir cómo, porque no es un número exacto”, comentó Sonia Montero, presidenta del INVU.

La jerarca informó de que están en negociaciones con el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos para realizar un inventario de las propiedades y actualizar su valor.

Lílliam Marín, gerente de Fiscalización Ambiental de la CGR, afirmó que es muy importante tener esa información, de manera precisa, ya que le permite al Estado desarrollar proyectos de vivienda para los sectores más necesitados y la clase media.

El inventario de las propiedades generaría datos como fecha de adquisición, valor fiscal, extensión y número de finca.

Etiquetado como: