Constructora dice que lleva un 80% de avance en proyecto de $188 millones

Por: Luis Miguel Herrera C. 10 octubre, 2014
Más de 380 obreros trabajan en diferentes tramos, aunque el mayor progreso se da en el sector norte, donde ya se pavimentó a cuatro carriles.
Más de 380 obreros trabajan en diferentes tramos, aunque el mayor progreso se da en el sector norte, donde ya se pavimentó a cuatro carriles.

San Carlos. La nueva carretera a San Carlos recibió los primeros metros de asfalto luego de casi nueve años de construcción y unos 45 de espera de los sancarleños para verla hecha realidad.

El tramo de 30 kilómetros que une Sifón de San Ramón con La Abundancia de San Carlos está a menos de dos años de entrar en operación, de acuerdo con estimaciones de la empresa constructora Sánchez Carvajal.

Vía a zona norte
Vía a zona norte

Según la compañía, el avance de los trabajos está en un 80%, aunque también reconocen que faltan obras y expropiaciones del Estado.

Maquinaria y más de 380 obreros laboran en diferentes puntos de la futura autopista.

El mayor progreso está en el sector norte donde ya se pavimentaron los cuatro carriles de la vía a lo largo de un kilómetro. Un tramo de 3 kilómetros de los 30 totales son los únicos que aún están en movimientos de tierra.

De los 10 puentes mayores, que en promedio tienen una longitud de 300 metros cada uno, siete están concluidos y los tres restantes tienen un progreso del 60%.

Además, de nueve alcantarillas o drenajes mayores, hay ocho concluidas y la última en un 90%.

Mario Marín, ingeniero y director del proyecto por parte de Sánchez Carvajal, explicó que la expectativa es llegar a diciembre con más de 5 kilómetros en asfalto y mayor adelanto en los puentes.

En julio, la Contraloría General de la República (CGR) aprobó la ultima adenda al contrato que permitió sumar $43 millones por las mejoras que se debieron agregar al proyecto. En total, la nueva autopista costará $188 millones.

La carretera fue planeada para reducir a la mitad el tiempo de viaje entre el Valle Central y San Carlos, según cálculos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT). La vía actual está para una duración de dos horas entre San José y San Carlos.

Desde su concepción, el proyecto se ha topado con una larga lista de tropiezos que continuaron a partir de la construcción, tanto técnicos como de financiamiento.

“A lo largo de toda la carretera tenemos personal trabajando. Los días de lluvia afectan el avance, pero los trabajos no se detienen”, detalló Marín.

Para Ricardo Rodríguez, secretario de la Asoprocarretera, la evolución en los trabajos es buena.

“Demuestran el interés y el compromiso que tienen las actuales autoridades del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) para impulsar la finalización de la vía y reafirma el buen trabajo que vienen haciendo en la Asociación para impulsar las labores”, expresó el representante de la comunidad.

De camino. Lo que no avanza a la misma velocidad son las 16 expropiaciones que aún no concluye el Estado. Todavía hay procesos judiciales pendientes.

Además, para que la carretera a San Carlos realmente funcione deben construirse las denominadas puntas norte y sur, que permitan unir la nueva vía con la carretera Bernardo Soto y con La Abundancia en San Carlos.

Ayer el director del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Mauricio Salom, confirmó que mediante recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se financiará el proyecto de estudios de preingeniería para definir el recorrido y construcción de la punta sur.

Según Salom, el estudio para este tramo sur deberá estar listo en julio del 2015. Y a más tardar el 13 de octubre próximo arrancaría la recepción de ofertas para ellos.

En cuanto a la punta norte, adjudicada al consorcio español Apca Ceinsa–Tragsatec, Salom anunció que se modificará para que se construya a cuatro y no a dos carriles.

“El diseño original era muy viejo, estaba diseñado a dos carriles y para una velocidad de 40 km/h.

”Por esa razón, se estudiaron otras rutas, siempre por Naranjo, para la construcción de esta sección, de manera que se garantice la seguridad, velocidad de diseño, cantidad de carriles del tramo central y que sea económicamente factible”, destacó el jerarca del Conavi. Colaboró: Carlos Hernández