Conavi señala ‘imprudencia’ y admite falta de rótulo para alertar de capacidad

Por: Irene Vizcaíno 13 noviembre, 2015
El puente colocado hace 7 años se quebró a la mitad debido al peso de las vagonetas. Por la tarde, cuando removían los vehículos, la carga de mezcla asfáltica terminó de caer al cauce. | WARREN CAMPOS Y CARLOS HERNÁDEZ.
El puente colocado hace 7 años se quebró a la mitad debido al peso de las vagonetas. Por la tarde, cuando removían los vehículos, la carga de mezcla asfáltica terminó de caer al cauce. | WARREN CAMPOS Y CARLOS HERNÁDEZ.

Dos vagonetas cargadas con mezcla asfáltica duplicaron el peso que podía soportar el puente bailey sobre el río Cataratas, en la carretera entre San Ramón y La Fortuna de San Carlos.

Puente cae
Puente cae

Por la estructura, con una capacidad máxima de unas 27 toneladas, intentaron pasar unas 60 toneladas, según estimaciones del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

“Es un hecho lamentable, producto de la imprudencia de pasar dos vehículos al mismo tiempo por un puente de esos, causando muchos daños al Estado”, dijo Cristian Vargas, gerente de Conservación Vial del Conavi.

A esta “ imprudencia”; sin embargo, se une el hecho de que no había un rótulo de advertencia sobre la capacidad máxima de la estructura portátil.

Estas circunstancias provocaron que a eso de las 8: 45 a. m., de este jueves, el puente se quebrara a la mitad con todo y las vagonetas que venían, una detrás de la otra. Ambas transportaban la mezcla para labores de recarpeteo en un poblado cercano.

Los choferes de los vehículos de carga, Berny Contreras (38) y Ricardo Sánchez (47), resultaron con golpes leves, lo mismo que un motociclista quien los seguía.

“Yo nada más vi que el muchacho de la moto cayó y creí que algo grave le había pasado, pero me sorprendió verlo levantarse y caminar normalmente. Fue como un milagro”, relató Ever Vargas, testigo del accidente.

Según él, minutos antes pasaron un bus y otra vagoneta.

Por resolver. Por el hecho, el paso entre San Ramón y La Fortuna quedará interrumpido por al menos 11 días. Ese es el tiempo que el Conavi considera necesario para colocar otro puente.

Según Cristian Vargas, el puente quebrado costó unos $150.000 y el nuevo tiene un valor de entre $200.000 y $225.000. Ese será tomado de su reserva.

La asesoría legal del Conavi, dijo Vargas, emprenderá las acciones para que se establezcan las responsabilidades.

Vagonetas duplicaron capacidad de puente
Vagonetas duplicaron capacidad de puente

Mientras tanto, los vecinos de La Fortuna y otras comunidades deberán viajar por Ciudad Quesada para llegar al Valle Central. En algunos casos, significará recorrer 48 kilómetros más.

La situación también se complica para los turistas y aún más para los comerciantes de la zona.

“Hoy (ayer) no ha llegado ni un solo cliente. El cierre de la carretera es un duro golpe para mi negocio”, manifestó Kenneth Marín, dueño de un restaurante en bajo Los Rodríguez.

Este jueves, además, se suspendió el servicio de buses ante el riesgo de hacer transbordo. Una de las primeras medidas sería la instalación de una pasarela para restablecer el servicio.

Otra de los efectos del accidente es que aceite y material asfáltico cayeron al cauce del Cataratas, confirmó Wagner Rodríguez, jefe de Bomberos para la zona norte.

Rodríguez informó de que pidieron estudios a los ministerios de Ambiente y de Salud para determinar la contaminación.

Hace seis años, en Turrubares, San José, otra imprudencia causó el desplome de un viejo puente colgante, cuando pasaba un bus. Cinco personas murieron y 30 resultaron heridas.