Por: Patricia Recio 9 octubre, 2014

Tres diputados aprobaron ayer una moción para llamar al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, a comparecer sobre el proyecto hidroeléctrico El Diquís, ubicado en la zona sur.

La convocatoria fue acordada por los legisladores Gerardo Vargas y Rosibel Ramos, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), y el liberacionista Olivier Jiménez, miembros de la Comisión Especial Investigadora Bloque de Relanzamiento de la Región Brunca.

Según Ramos, quien preside ese grupo, Vargas presentó la moción.

Ellos pretenden que el mandatario explique cuáles son las disposiciones del Gobierno con respecto a El Diquís, pues consideran que es uno de los proyectos de infraestructura más importantes para el país.

No es usual que los gobernantes sean requeridos por una comisión legislativa. El último en hacerlo fue Abel Pacheco (2002-2006), cuando se presentó en el 2003 ante diputados que investigaban contribuciones electorales privadas al PUSC y a Liberación Nacional (PLN).

Poco avance. La construcción de la planta de 650 megavatios en Buenos Aires de Puntarenas está varada desde el 2011 porque el Gobierno necesita consultar a las poblaciones indígenas si están de acuerdo con la hidroeléctrica, que se convertiría en la de mayor potencia del país y de toda Centroamérica.

Ramos indicó que el jerarca del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Carlos Obregón, les dijo que solo falta la consulta a los indígenas, mientras el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) sostuvo que el Ejecutivo es el encargado de promoverla.

Ahora la comisión Brunca espera que el mandatario Solís proponga una fecha para asistir.