Conavi tuvo que excavar 4 m para poner drenaje y así evitar derrumbes

Por: Daniela Cerdas E. 26 febrero, 2015
La carretera cedió a lo largo de 105 metros a la altura del kilómetro 37 de la Interamericana Sur, el pasado 29 de enero. La apertura de un paso provisional se atrasó por las condiciones del terreno. | CONAVI PARA LN
La carretera cedió a lo largo de 105 metros a la altura del kilómetro 37 de la Interamericana Sur, el pasado 29 de enero. La apertura de un paso provisional se atrasó por las condiciones del terreno. | CONAVI PARA LN

Las condiciones del terreno evitaron que hoy se lograra abrir un paso temporal por el kilómetro 37 de la carretera Interamericana Sur, cerrado desde el 29 de enero anterior luego de un gran deslizamiento.

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) explicó que las obras para habilitar el camino provisional se realizarían a 1,20 metros de profundidad, pero este lunes los estudios detectaron que el suelo es muy arcilloso y acumula mucha agua.

Los hallazgos obligan a excavar a cuatro metros de profundidad para colocar otro drenaje a lo largo del tramo afectado.

Este sistema canalizará el caudal y evitará su acumulación en el terreno, lo que podría provocar un nuevo deslizamiento.

Según el Conavi, por esta razón, abrir el paso secundario sin antes haber realizado las obras de desagüe, habría representado un alto riesgo para los usuarios.

La máquina principal que se utilizaba no tenía capacidad para cavar hasta los cuatro metros, por eso fue necesario buscar equipo y personal adicional.

Otra razón del lento avance de los trabajos es que a esa profundidad pasa el cable de fibra óptica, por lo que los operarios deben extremar los cuidados al laborar.

Nueva fecha. El Conavi estima que la apertura del camino alterno podrá darse este viernes, pero ese mismo día anunciarán a partir de qué hora sería.

Entre las tareas ya terminadas, figura una malla para la protección de erosión de superficies vulnerables, colocada en el talud de corte, además de que se hace una intensa limpieza en la zona.

La vía temporal se construyó paralela a la Interamericana, tomando terreno de la montaña en una propiedad prestada al Conavi por un vecino de la zona.

Contará con dos carriles, uno en cada sentido, y sus más de 100 metros estarán asfaltados y contarán con la debida señalización.

Emergencia. Las características arcillosas del suelo fueron una de las causas que llevaron a la emergencia de enero en las cercanías del restaurante Chiquizá, en el cerro de la Muerte.

El deslizamiento abarca unos 105 metros de longitud y tiene 20 metros de profundidad.

El 4 de marzo, el Conavi conocerá los resultados de otros análisis, en los cuales basará la propuesta del diseño de las obras definitivas para rehabilitar el tránsito por la Interamericana.

El tráfico promedio por esa ruta es de 5.100 vehículos al día.

Etiquetado como: