Puntos deberán ser demostrados

Por: Andrea González Mesén 27 octubre, 2014
El viejo y deteriorado muelle de Moín es la principal terminal portuaria de la provincia de Limón. | ARCHIVO/ JORGE ARCE
El viejo y deteriorado muelle de Moín es la principal terminal portuaria de la provincia de Limón. | ARCHIVO/ JORGE ARCE

El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) confirmó este lunes que estan dispuestos a revisar los beneficios de la convención colectiva que les impedirían competir de forma igualitaria con la empresa APM Terminals.

Ronald Blear, secretario de esta organización, dijo en entrevista en ADN 90.7 FM que la revisión se haría hasta en los puntos en los que se demuestre deslealtad en la competencia.

"Si alguien me demuestra donde hay un artículo que impida la competitividad y haya exceso o abuso, yo estoy dispuesto a que se cambie. Pero tiene que demostrármelo", enfatizó Blear.

No obstante, el secretario insiste en que el actual sindicato y su convención no perjudicarían el trabajo de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo de la Vertiente del Atlántica (Japdeva) en caso de que esta compita de forma igualitaria en la carga y descarga de contenedores.

"Las horas extras son derechos adquiridos, ya no están en la convención colectiva. Ya se abrieron los puertos, se trabaja 365 días al año, ¿hasta donde quieren reducir los derechos? Los acuerdos se pueden modificar. Somos un sindicato abierto", reiteró.

El sindicalista mencionó que la protesta que se mantiene desde el pasado jueves por parte de los trabajadores responde a un reclamo para que se abra la competencia y no les asignen unicamente la carga de "granel, mixta y convencional".

"Si bien va haber licitación para comprar dos grúas de primer nivel, pero nada hacemos si nos ponen las grúas si no tenemos la carga. Ya nada viene suelto, todo viene en contenedores. Y esa carga a granel, mixta y convencional es lo que nos quieren dejar, que corresponde a un 30% de lo que llega, y que en cinco años ya no va a existir", comentó Blear.

Blear asegura que si no se abre el mercado, la empresa entraría en un cierre técnico en menos de cinco años, una vez que entre a funcionar el nuevo muelle.

Representantes del sindicato y el Ministerio de Trabajo estuvieron reunidos esta mañana para tratar el tema de la huelga.