Por: Patricia Recio 26 mayo, 2015

La ausencia de un título de propiedad frenó definitivamente la explotación del tajo Asunción, proyecto que dotaría de material de relleno a la nueva terminal de contenedores de Moín (TCM), en Limón.

La decisión consta en la resolución 1187-2015 de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) emitida ayer.

Freddy Bolaños, secretario general de Setena, explicó que archivan el expediente porque Ecoproyecciones del Nuevo Milenio, empresa interesada en explotar el tajo, no ha logrado demostrar que la finca donde está la cantera le pertenece.

La compañía ha intentado, en varias oportunidades, obtener el título de propiedad por medio de un proceso de información posesoria. Sin embargo, el Tribunal Agrario de San José rechazó la solicitud.

Ecoproyecciones del Nuevo Milenio detalló, mediante un comunicado, que apelará la orden de Setena.

El tajo fue cuestionado por varios ambientalistas.