Circulación vehicular por la ruta San José-Caldera se rehabilitó a las 9:40 p .m.

Por: Hugo Solano, Diego Bosque 5 junio, 2015
En el kilómetro 45 se mantiene un paso regulado, por lo que por cortos lapsos se forman filas de vehículos.
En el kilómetro 45 se mantiene un paso regulado, por lo que por cortos lapsos se forman filas de vehículos.

La ruta entre San José y Caldera se mantiene con paso regulado en el kilómetro 45, con filas que se forman en uno y otro sentido durante cortos periodos mientras los vehículos esperan su turmo para atravesar su tramo respectivo.

La vía fue habilitada las 9:40 p. m. de este jueves 4 de junio.

En el lugar del deslizamiento aún se encuentra maquinaria de la empresa concesionaria Globalvía laborando en la estabilización de los taludes.

La carretera permaneció cerrada en el tramo Atenas-Orotina desde el miércoles 3 de junio a las 3:41 p. m. por un derrumbe que cayó sobre el kilómetro 45. Sin embargo, la maquinaria pudo remover el material caído y limpiar al menos una parte de la carretera para reabrir el paso entre San José y la zona del Pacífico.

Enormes piedras cayeron ayer sobre el kilómetro 45 de la carretera hacia Caldera, lo que obligó a su cierre. | CORTESÍA CUERPO DE BOMBEROS
Enormes piedras cayeron ayer sobre el kilómetro 45 de la carretera hacia Caldera, lo que obligó a su cierre. | CORTESÍA CUERPO DE BOMBEROS

En principio, Globalvía aseguró que abriría el paso ayer en horas de la mañana. Sin embargo, fue hasta avanzada la noche en que hizo el anuncio en su página de Facebook.

Globalvía pide a los conductores respetar la señalización en la zona y conducir con precaución.

La empresa informó este jueves, por medio de un comunicado de prensa, de que el material de la calzada fue removido y agregó que la apertura del paso sería hasta que la zona del deslizamiento estuviera segura, lo cual lograron esta noche gracias a que solo cayó una lloviza y los trabajos pudieron avanzar en la zona, contrario al miércoles cuando llovió más de dos horas seguidas.

El Concejo Nacional de Concesiones (CNC) manifestó que la firma debe presentar un plan para solucionar el problema de los taludes, a más tardar, el 24 de julio. La propuesta debe incluir plazos y cronogramas de trabajo.

La Nación trató de conocer el grado de avance de esta propuesta. No obstante, por medio de un correo electrónico se indicó que la concesionaria no se iba referir a este punto.

Causas. Roy Barrantes, coordinador de la Unidad de Gestión y Evaluación de la Red Vial del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), explicó que los derrumbes en la ruta 27 podrían intensificarse durante la época lluviosa.

Según el experto, el corte vertical de los taludes, la vibración de los autos y las lluvias son las principales causas del problema.

Además, los taludes presentan una condición llamada drenajes ácidos, lo cual debilita las paredes y aumenta el riesgo de derrumbe.

Etiquetado como: