Por: Vanessa Loaiza N. 26 febrero

En agosto de 1969 la construcción del camino de penetración entre Siquirres y Limón iba a toda máquina, pero aún faltaban dos puentes modulares sobre los ríos Chirripó y Pacuare.

La información fue confirmada por el ministro de Transportes, José Joaquín Rodríguez, ante consultas del subdirector de La Nación , Manuel Formoso.

Según Rodríguez, ambas estructuras costaban ¢1,5 millones y había que mandarlas a traer a Inglaterra.

Y no hizo falta decir más. La Nación, en asocio con el radioperiódico La Palabra de Costa Rica , inició ese mismo mes una colecta nacional para recaudar fondos.

“Y gracias al sentido cívico de este pueblo, que ya lo querrían tener grandes y poderosas naciones del mundo, se consiguió ajustar la cantidad de ¢3,5 millones”, relató Formoso en una nota del 12 de octubre de 1970.

16 de marzo de 1970: Los trabajadores laboraban 16 horas al día, incluso domingos y feriados. Mario Roa
16 de marzo de 1970: Los trabajadores laboraban 16 horas al día, incluso domingos y feriados. Mario Roa

El primero de los puentes empezó a instalarse en marzo de 1970 sobre el río Chirripó y en agosto de ese año, el “gemelo” sobre el Pacuare.

Ese fue el fruto de un pueblo unido por un sueño.