Más de 2.000 vecinos y productores agrícolas tenían años con serios problemas por falta de puente

 23 agosto, 2013

Los vecinos de Las Vegas, Parrita y lugares cercanos cuentan desde hoy con un puente colgante cuya construcción costó ¢350 millones y que desde años atrás les urgía.

La estructura de 89 metros de largo sobre el río Seco en Las Vegas beneficia a más de 2.000 personas que fueron afectadas cuando el río crecido se llevó el puente viejo durante una emergencia nacional.

La obra dinamiza la economía de una zona muy deprimida.
La obra dinamiza la economía de una zona muy deprimida.

Los pobladores de San Juan, El Carmen, La Chonta, Bijagual, San Rafael Norte y La Vegas, ubicados unos 35 kilómetros al sureste de Parrita centro, estuvieron en la inauguración del puente que puede soportar el peso de pequeños camiones, con lo cual podrán trasladar el fruto de su producción y reactivar así su precaria economía, que se había visto lastimada con el impacto de varias tormentas en el pasado.

Leonel Fernández, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral Las Vegas, dijo: "este puente nos llena de esperanzas a todos los vecinos. Es más grande que el que teníamos, el cual nos permite reactivar nuestra economía y transportarnos con seguridad a la escuela, iglesia y en muchos casos hasta las pulperías que están al otro lado del río" explicó el dirigente comunal.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) invirtió alrededor de ¢362 millones en estudios básicos, diseño y construcción de la infraestructura. La Municipalidad de Parrita se encargó de darle seguimiento al proceso de construcción.

El nuevo puente soporta un peso de nueve toneladas, pero el permiso para el transporte sobre la superficie será de cinco toneladas, con lo cual podrán darle mayor vida útil. Además, se restringió la altura a 2.9 metros, para evitar que camiones muy pesados transiten por este puente y afecten la estructura.