Proyecto que se inició en diciembre del 2012 concluirá en febrero del 2016

 27 julio, 2014

La construcción de la carretera entre Bajos de Chilamate (Sarapiquí de Heredia) y Vuelta de Kooper (San Carlos), prevista para estar lista en junio del 2015, tiene un avance del 64% y se extenderá durante ocho meses más, hasta febrero del 2016.

Así lo confirmó a La Nación la ingeniera encargada del proyecto, María del Carmen Gallardo.

El nuevo plazo se debe a la necesidad de ejecutar obras adicionales en la vía que conectará la zona norte del país con los puertos de Limón y Moín.

Las obras complementarias son cinco intersecciones, cuatro pasos a desnivel, un tramo nuevo de 2 kilómetros con retornos, y 13 accesos a la carretera.

Estos nuevos trabajos tendrán un costo de $22 millones y dependen de su aprobación en la Contraloría General de la República.

“Es un atraso más que se suma al rezago que tenemos en infraestructura, lo que limita el crecimiento del país, la generación de más empleos y un mejor pago de salarios”, expresó la presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Mónica Segnini.

La obra original costaba $52 millones, con financiamiento de la Corporación Andina de Fomento (CAF). Ahora, el proyecto total ascenderá a los $74 millones, una vez que la Contraloría avale el financiamiento de las nuevas obras.

Los $22 millones adicionales provendrían del presupuesto del Ministerio de Obras Públicas y Transportes del 2015.

Según la presidenta de Cadexco, esta vía y la ruta 32 son carreteras claves para el ámbito productivo nacional.

“La importancia de la carretera es que permite sacar, con mayor rapidez y efectividad, los productos provenientes de San Carlos a los puertos de Limón”, enfatizó Mónica Segnini.

En la zona norte de Alajuela se cosechan muchos bienes agrícolas, tales como piña, plátano, mango, papa, yuca y chayotes.

En su diseño original, a cargo de la empresa Sánchez Carvajal, el proyecto tiene un avance del 64%.

La obra incluye la construcción de siete puentes; uno está terminado y otros dos están al 95% de progreso, incluido el de mayor longitud, sobre el río Toro, de 155 metros de largo.

La ejecución de otros tres puentes está entre el 60% y el 70%, mientras que el puente tendido sobre Caño Negro es la obra que presenta el mayor retraso: un 30% de avance.

Un octavo puente, conocido como Tres Amigos, ya estaba construido, por lo que solo se le realizarán algunas mejoras.

Según la ingeniera Gallardo, 4 kilómetros del trayecto están pavimentados, es decir, un 15% de la ruta. Mientras, las obras de excavación y drenaje se hallan prácticamente finalizadas.

La nueva ruta acortará en 60,23 kilómetros la distancia que se recorre entre Bajos de Chilamate y Vuelta de Kooper, al pasar de 87 kilómetros a 27. Esto significa el 69% menos del recorrido actual que realizan, principalmente, los camiones que transportan productos agrícolas a los puertos del Caribe.

La nueva vía tendrá dos carriles (uno por sentido), ocho puentes y seis pasos de alcantarilla.

La vía de 27 kilómetros se inicia en el poblado de Bajos de Chilamate, ubicado en el distrito de La Virgen, en Sarapiquí de Heredia.

Esta ruta se concluye en la comunidad de Vuelta de Kooper, en el distrito de Aguas Zarcas, en San Carlos de Alajuela.

infografia