4 octubre, 2014

Paraíso. Las municipalidades de Cartago y Paraíso asumirán las labores de limpieza y desalojo de la vía férrea para agilizar la ampliación del servicio del ferrocarril hasta ese último cantón.

“Nosotros vemos con ilusión que se haga realidad, lo más pronto posible, este proyecto de que el tren vuelva, porque una gran masa de trabajadores viaja de aquí a San José”, explicó ayer el alcalde de Paraíso, Fernando Chaves.

La decisión se dio después de que el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) indicó que, por ahora, no podía enviar cuadrillas a la zona, debido a que trabajan en el tramo Heredia-Alajuela.

“ Si las municipalidades de Cartago y Paraíso lo hacen antes, apreciamos ese esfuerzo de colaboración con nuestra institución”, expresó ayer la directora de prensa de Incofer, María Fernanda Arias.

La funcionaria aclaró que también son esos municipios, y no el Incofer, los que notifican a 10 familias y una empresa para que desalojen las zonas aledañas a lo largo de 5,3 kilómetros de línea férrea entre la estación en la basílica de la Virgen de los Ángeles y Paraíso.

“Ojalá que con nuestras acciones administrativas sea suficiente, y que el Incofer no tenga que hacer acciones judiciales que atrasen más el proceso del tren a Paraíso”, añadió el alcalde de ese cantón.

Incofer planea la llegada del tren a Paraíso para el primer trimestre del 2016, y no antes como pretende la alcaldía, alegó Arias, quien señaló que el Instituto tendrá que inspeccionar antes el estado de la vía y los puentes.

El municipio alega que esa infraestructura se encuentra en buenas condiciones.

Finalmente, Arias manifestó que ya buscan proveedores internacionales para la compra de los trenes que prestarían ese servicio en la provincia cartaginesa.