Obras iniciarían en marzo de 2018; incluyen 14 bahías para buses, ciclovía y cuatro cortes pluviales

Por: Sofía Chinchilla C. 7 julio
El proyecto municipal incluye la construcción de bahías para buses, pues por ahí pasan unas 500 unidades, además de ciclovía.
El proyecto municipal incluye la construcción de bahías para buses, pues por ahí pasan unas 500 unidades, además de ciclovía.

La vía que atraviesa El Coyol de Alajuela se ampliaría de dos a tres carriles a partir de marzo del próximo año.

Los trabajos se harían en un tramo de unos 3,5 kilómetros, desde el monumento al Pacto del Jocote hasta la rotonda que conecta con la Radial el Coyol y la carretera Bernardo Soto, según informó Roberto Thompson, alcalde alajuelense.

La intervención ayudaría a darle más fluidez a la ruta cantonal por la cual transitan unos 15.000 vehículos diarios y 500 viajes de autobús, según un estudio realizado por la Municipalidad de Alajuela.

"El crecimiento de la zona de El Coyol, sobre todo en las urbanizaciones y un poco más hacia el oeste en toda la zona industrial, está provocando un problema vial en lo que considero va a ser uno de los ingresos principales al centro urbano (...) Hablamos de una ruta que en este momento es de dos vías, en muy malas condiciones", explicó Thompson.

Plan de ampliación.
Plan de ampliación.

Los diseños del proyecto ya están listos, aseguró el jerarca municipal. En ellos se contempla la ampliación de la vía de dos a tres carriles, y a cuatro en los intercambios.

También se crearían 14 bahías de autobuses (siete por sentido), aceras y pasos peatonales (incluido uno para la Escuela Jesús Ocaña Rojas, ubicada a mitad del trayecto), una ciclovía y cuatro cortes pluviales, para desviar las aguas llovidas hacia quebradas cercanas y así evitar inundaciones en las urbanizaciones aledañas.

Por esta vía transitan unos 15.000 vehículos cada día, según un estudio de la Municipalidad de Alajuela.
Por esta vía transitan unos 15.000 vehículos cada día, según un estudio de la Municipalidad de Alajuela.

El trazado de las obras se hizo dentro del derecho de vía de la ruta cantonal, por lo cual no será necesario hacer expropiaciones.

En total, las obras costarán $9 millones. De esa suma, $4,2 saldrán de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el resto de otro préstamo que negocia el Ayuntamiento.

De acuerdo con Thompson, los fondos del BID los debe ejecutar una unidad del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), con la cual trabajan en conjunto.

Empuje a la actividad económica

"Uno de los grandes retos que tenemos es mejorar el tema de la competitividad. En ese sentido toda esa zona requiere de gran inversión, no solo de la Municipalidad sino del Estado", manifestó Thompson.

Según los registros de la firma consultora Colliers Internacional, la zona industrial en El Coyol creció un 50% en los últimos cinco años, y se espera que continúe su expansión.

El alcalde espera que el proyecto de ampliación de la vía, sumado al trabajo en los pozos de agua potable que realiza el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y a la construcción de una subestación del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) genere mejores condiciones para el crecimiento industrial.

Según Carlos Wong, gerente general de la zona franca El Coyol, para que los trabajos en la ruta cantonal sean efectivos y fomenten la inversión, deberán acompañarse de otras intervenciones en las vías con las cuales se comunica. De lo contrario, advirtió, lo que se generará serán cuellos de botella.

"Lo que estamos viendo es que todo el flujo de mano de obra que viene a toda esta zona proviene de Alajuela y Occidente, por eso, aunque la Municipalidad haga ese trabajo de ampliación, es urgente que se resuelva también el tema de la rotonda", dijo Wong.

De manera específica, el gerente se refirió a la necesidad de ampliar las rutas 1 (Bernardo Soto), 27 (San José-Caldera) y la Radial El Coyol - Siquiares, pues todas esas vías se conectan mediante la rotonda a la que también llega la carretera a intervenir.

Thompson adelantó que también se trabaja la adjudicación de un proyecto de ¢500 millones para reconstruir y recarpetear las calles que rodean la zona industrial.