Según registros del ministerio, cerca de 2.000 personas quedaron atrapadas entre toneladas de barro, piedras y árboles

Por: Luis Miguel Herrera C. 19 septiembre, 2014
Maquinaria del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) junto a empresas privadas contratadas de emergencia trabajan en la limpieza de la carretera.
Maquinaria del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) junto a empresas privadas contratadas de emergencia trabajan en la limpieza de la carretera.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) calificó como inédito el número total de derrumbes que bloquearon anoche en la ruta 32, carretera que une a San José con la provincia de Limón.

Entre la tarde y la noche de ayer, aproximadamente 40 deslaves cayeron sobre la vía, afortunadamente sin afectar a los conductores. No obstante, cerca de 2.000 personas quedaron atrapadas entre los derrumbes, según datos del ministerio. La liberación de todos los afectados se completó a las 2 a.m.

David Meléndez, encargado de Emergencias del MOPT aseguró que en más de 30 años de servicio en ese departamento, nunca había visto una situación similar en la ruta 32.

"Una cosa sin precedentes. Se abrieron surcos donde antes no había, es demasiada la cantidad de material que cayó. Creemos que en la montaña se hizo un especie de tormenta o tornado que arrancó árboles y ocasionó la caída junto con el agua de tanto material", explicó Meléndez.

Maquinaria del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) junto a empresas privadas contratadas de emergencia trabajan en la limpieza de la carretera. Sin embargo, el funcionario aseguró que la apertura del paso no será hoy, y posiblemente pasará cerrado dos días más.

La zona afectada abarca unos 35 kilómetros a lo largo del paso de montaña de la carretera.