Diputados no ven bien contratar personal, sin que el plan tenga avances

Por: Diego Bosque 23 julio, 2015
Por la vía entre San José y Limón se transporta cerca del 80% de las exportaciones del país, factor que la convierte en la principal arteria de la economía nacional. Según cálculos oficiales, por esta carretera transitan cada día más de 13.000 vehículos. | RAFAEL MURILLO/ARCHIVO.
Por la vía entre San José y Limón se transporta cerca del 80% de las exportaciones del país, factor que la convierte en la principal arteria de la economía nacional. Según cálculos oficiales, por esta carretera transitan cada día más de 13.000 vehículos. | RAFAEL MURILLO/ARCHIVO.

Sin que todavía se aclaren dudas, el proyecto de ampliación de la ruta 32 (San José-Limón) a partir del cruce a Río Frío, en Pococí, tendría muy pronto sus primeros 12 empleados.

Se trata de los miembros de la unidad ejecutora del plan, cuya contratación apura el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), confirmó Mauricio González, viceministro de Reformas y Proyectos.

Los nuevos funcionarios serían los responsables de aclarar los nublados existentes alrededor de la iniciativa, así como de supervisar los avances de la obra una vez comenzada, para lo que aún no hay fecha.

El MOPT y la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC), encargada de la construcción, llevan dos meses discutiendo un eventual incremento en el precio de la ampliación de 107 kilómetros hasta la ciudad de Limón.

“Es fundamental (la unidad ejecutora), precisamente por la necesidad de tener personal dedicado 100% de su tiempo a este tema para que se puedan terminar de definir esas cosas con mayor celeridad”, manifestó el viceministro González.

Agregó que urge contratar y llenar estos puestos para tener “un único encargado y un punto centralizado de control del proyecto” de ampliación.

Sin embargo, diputados limonenses no están de acuerdo.

Para las contrataciones, el MOPT necesita que el Ministerio de Planificación apruebe la apertura de las plazas temporales y que Hacienda las incluya en el Presupuesto Nacional.

La ley que aprobó el crédito de $395 millones para la ampliación de la vía estipula que la unidad ejecutora deberá estar conformada por un gerente de proyecto, un ingeniero experto en carreteras, otro experto en estructuras viales, un profesional para la gestión administrativa, un abogado, cuatro profesionales de nivel de apoyo, dos secretarias y un operador de equipo móvil.

Oposición. Para varios diputados de Limón consultados por La Nación, antes de dar ese paso se deben aclarar los nublados del día.

“Pedir en este momento 12 plazas, uno se pregunta: ¿para qué las quieren? Pienso que hasta que el Gobierno no tenga un documento claro en el que se diga cuál es la situación actual del proyecto, no es justificable contratar a 12 personas”, dijo Gerardo Vargas, diputado del Frente Amplio.

Ese criterio es compartido por Abelino Esquivel, del Partido Renovación Costarricense.

“En este momento, hablar de personal para hacerse cargo del proyecto no es relevante. Me parece que con el personal que tiene el MOPT es suficiente”, expresó el legislador cristiano.

Para Esquivel, la unidad ejecutora debería ponerse en funcionamiento cuando la construcción esté a punto de iniciar.

Danny Hayling, diputado de Liberación Nacional, también se opone a la contratación.

“Primero, lo primero, el contrato tiene que ir a refrendo de la Contraloría General de la República. Cuando pase el refrendo, podremos empezar a pensar en unidades ejecutoras”, concluyó.

Etiquetado como: