Estudio también señala defectos en puentes y radiales

 25 mayo, 2015

El Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica (UCR) advierte sobre mayores riesgos de deslizamientos en la ruta 27 (San José Caldera) durante la época lluviosa.

17.000 vehículos circulan a diario por la ruta 27 | ARCHIVO/JORGE ARCE
17.000 vehículos circulan a diario por la ruta 27 | ARCHIVO/JORGE ARCE

La observación es parte del quinto informe anual del Lanamme sobre esa carretera que une San José con Caldera, Puntarenas.

De acuerdo con la entidad, los taludes presentan baja adherencia y niveles bajos de agarre.

Los problemas más serios se encontraron en el sentido Caldera-San José. Sin embargo, en el sentido opuesto también se hallaron niveles bajos de adherencia del material de los taludes.

Además, el estudio detectó deficiencias en radiales y puentes.

"Se detectó que las radiales requieren una intervención pronta para mejorar su condición estructural, ya que presentan deflexiones (deformación) entre altas y muy altas, exhiben una estructura débil para soportar las cargas que pasan sobre ellas. A pesar de que presentan una leve mejora, el mantenimiento que se les ha dado hasta la fecha no ha representado una mejora significativa para elevar la condición estructural", manifiesta el informe.

Con respecto a los puentes, se identificó un agrietamiento generalizado en una y dos direcciones en la superficie superior de las losas de concreto con desprendimientos en algunos casos y en otros incluso con acero de refuerzo expuesto.

La Nación gestiona ante Globalvía, concesionaria de la ruta 27, para conocer su criterio ante el informe.

Etiquetado como: