Está a 150 metros al este del hospital, en antiguas bodegas de logística

 5 septiembre, 2013

Con motivo del primer año del terremoto de Nicoya, la presidenta de la República, Laura Chinchilla, inauguró esta mañana cinco módulos del centro de internamiento del Hospital Monseñor Sanabria, Puntarenas, donde aún está pendiente la sala de emergencias.

Personal de enfermería y médicos llevaron un queque cuya vela fue apagada por el doctor Rándall Álvarez, director del Hospital.

El queque que fue llevado por los empleados causó críticas en redes sociales de Internet, pues varios usuarios consideron inapropiado que se usara algo de festividad para recordar un terremoto.

No obstante, Ana Milagro Esquivel, funcionaria del Hospital, indicó que esta fue una idea de los empleados para darle gracias a Dios porque nadie falleció hace un año.

"No estamos celebrando sino dándole gracias a Dios", dijo.

 El Monseñor Sanabria sufrió graves daños por el terremoto. | ARCHIVO.
El Monseñor Sanabria sufrió graves daños por el terremoto. | ARCHIVO.

A las 9:55 a. m. Chinchilla cortó la cinta en compañía de la presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Ileana Balmaceda. Se trata de un local de unos 6.000 metros cuadrados que está a 150 metros al estedel centro médico.

Cuenta con 144 camas ocupadas actualmente en un 80%. Entre los pacientes internados hay 17 afectados por el dengue, en cuenta una menor de siete meses. Lo inaugurado hoy contempla dos salas de operación, debidamente equipadas.

Mientras tanto la sala de emergencias sigue en el mismo punto al que fue trasladada desde el terremoto, frente al hospital, en el centro de rehabilitación.

El nuevo centro médico no estará listo en esta administración, pues aún está en trámite el traslado del terreno por parte del Consejo Nacional de Producción (CNP) al Ministerio de Hacienda y éste lo pasa luego a la CCSS.