Por: Luis Miguel Herrera C. 30 octubre, 2014

El Estado costarricense registra pérdidas por ¢235 millones debido a la huelga en los puertos de Limón, que hoy llega a 10 días.

Solo la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) dejó de percibir ¢109 millones el primer día.

Lo anterior, por la operación de varios barcos que no atracaron, confirmó el gerente de Japdeva, Pablo Díaz. El monto que recibe el muelle es por descarga y carga de los contenedores.

Entre tanto, el operativo de la Fuerza Pública contabiliza cerca de ¢111 millones en costos por la movilización en la provincia.

Solo el precio de horas de vuelo del helicóptero del Servicio de Vigilancia Aérea llegó a ¢20 millones. La nave se ha usado en las noches para localizar focos de disturbios en barrios del centro de Limón.

La Policía movilizó desde San José a 150 oficiales y otros 50 de la zona se sumaron al operativo.

Durante la huelga, se han atendido 65 bloqueos y se han controlado 49 conatos de incendio, confirmó el departamento de prensa del Ministerio de Seguridad Pública.

El cuerpo policial también reportó daños a la propiedad privada, entre estos, la quema de un contenedor y un cabezal por disturbios.

El puerto. A lo anterior se suma que Japdeva paga casi ¢2 millones diarios a una persona para operar la lancha piloto, que lleva los barcos hasta el muelle y luego los saca.

Este operario está contratado desde hace ocho días. La Junta iba a contratar a una segunda persona para la misma función esta semana; ambos son extranjeros y su experiencia es requisito básico pues son responsables de la seguridad de cada barco que movilizan.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) expresó ayer, en un comunicado, su preocupación por el impacto negativo de la protesta sindical en el turismo de esa provincia.

“La institución realizó consultas en los hoteles de la zona y corroboró que, a pesar de la situación, no se están presentando cancelaciones de manera masiva. El ICT espera que se llegue a una pronta negociación con el fin de evitar repercusiones en el desarrollo normal del sector turístico en esa provincia, tanto en el centro de Limón como en el Caribe sur”, dice el boletín.

Víctor Morales, ministro de Trabajo y Seguridad Social, quien actúa como representante del Gobierno en la crisis, pidió a los gremios de los muelles una reunión hoy para retomar el diálogo y frenar la huelga y sus consecuencias para Limón.

Etiquetado como: