Por: Irene Vizcaíno 25 julio, 2014

La empresa APM Terminals consiguió otra prórroga del Gobierno para comenzar la construcción del megapuerto en Moín, Limón.

Con el nuevo plazo, la firma holandesa tiene tiempo hasta finales de octubre para cumplir con las llamadas “condiciones precedentes” , según un comunicado de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

Estas condiciones incluyen el permiso de construcción, la certificación de condiciones de financiamiento, la viabilidad ambiental y la construcción de la rampa de acceso desde la ruta 32.

Según Japdeva, la decisión se tomó conforme al marco legal del Consejo Nacional de Concesiones (CNC).

“La seguridad jurídica debe entenderse como una garantía que les permite al Estado y a los costarricenses continuar atrayendo inversión, generando empleos, manteniendo la exportación en aras de una economía estable, que genere bienestar”, dijo en el documento Ann McKinley Meza, presidenta ejecutiva de Japdeva.

Se trata de la tercera prórroga otorgada desde que se refrendó el contrato de concesión, en marzo del 2012, para construir la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), obra estimada en $1.000 millones.

A partir de ese momento, tenía 18 meses. Después se dieron prórrogas al 24 de abril del 2014, al 24 de julio y, la última, al 24 de octubre.

La holandesa APM Terminals pretende construir una plataforma para barcos contenedores y un centro logístico en Moín, Limón. | JORGE ARCE/ARCHIVO
La holandesa APM Terminals pretende construir una plataforma para barcos contenedores y un centro logístico en Moín, Limón. | JORGE ARCE/ARCHIVO

A inicios de mes, el Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) se pronunció en contra de la concesión de un nuevo plazo y advirtió de la posible paralización de labores en el puerto.

La empresa también tiene hasta octubre para dar a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) aclaraciones en esa materia.

Etiquetado como: