Por: Diego Bosque 25 agosto, 2016

La carretera de Circunvalación, principal vía de distribución de tránsito de San José, tiene 40 años de estar inconclusa.

Desde la concepción del corredor vial, en 1975, once gobiernos –incluido el actual– han pasado con la promesa de concretarla y ponerla a tono con las necesidades actuales. Sin embargo, hasta ahora el proyecto no ha pasado de los planos.

Mientras tanto, el número de automotores que circulan en el país no para de crecer.

De 1980 al 2014, el número de autos particulares pasó de 85.120 a 863.400 carros. Esta última cifra corresponde al 62% de flotilla vehicular actual, que es de 1,4 millones.

En los últimos diez años, la cantidad de vehículos particulares aumentó a una tasa anualizada de 5%.

Los datos se desprenden de un análisis realizado por la Unidad de Inteligencia de Datos de La Nación en el 2015.

Frente a este acelerado crecimiento vehicular, los únicos cambios que ha experimentado la carretera de Circunvalación son los pasos a desnivel en las rotondas de San Sebastián, la Y Griega y Paso Ancho. El último se inaugura este jueves.

La carretera de Circunvalación fue diseñada para un tránsito diario de 20.000 vehículos. Hoy, transitan por ahí, unos 60.000. | GABRIELA TELLEZ
La carretera de Circunvalación fue diseñada para un tránsito diario de 20.000 vehículos. Hoy, transitan por ahí, unos 60.000. | GABRIELA TELLEZ

Dicha vía fue diseñada para un tránsito promedio diario de 20.000 autos, pero es utilizada, en la actualidad, por más de 60.000 automotores al día.

Este año está previsto iniciar la construcción de los pasos a desnivel en las rotondas de la Bandera, las Garantías Sociales y la intersección de Guadalupe.

Las obras se encuentran en etapa de licitación y, si no hay atrasos, estarán listas en julio del 2018. Los proyectos están en manos de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops, por sus siglas en inglés) y tienen un costo aproximado de $65 millones.

Todos estos factores explican la urgencia del Gobierno por echar a andar la construcción del tramo norte.

Los trabajos comenzarían en La Uruca, a la altura de la empresa Agromec, y pasarían por Tibás hasta conectar con la ruta 32 en el precario Triángulo de Solidaridad.

Carlos Villalta, ministro de Obras Públicas y Transportes, aseguró que están listos los diseños de las secciones uno y dos, y aún pendientes las etapas tres, cuatro y cinco de la obra.

Las dos primeras secciones van de La Uruca a la quebrada Rivera, en Tibás.

De las 99 expropiaciones necesarias en los 4,3 km que tienen financiamiento, ya se completaron 50. El resto está en diferentes etapas del procedimiento administrativo y judicial.

Etiquetado como: