Por: Sofía Chinchilla C. 14 noviembre, 2016

El estudio de factibilidad que determinaría si es viable construir un canal seco en Costa Rica estaría listo dentro de un año.

Así lo anunció la tarde de este lunes el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), durante la presentación del proyecto de ¢8.920 billones que uniría Parismina, en Limón, con Santa Elena, en Guanacaste.

Maqueta del puerto de Santa Elena, Guanacaste, que formaría parte del canal seco que pretenden construir.
Maqueta del puerto de Santa Elena, Guanacaste, que formaría parte del canal seco que pretenden construir.

Concluidos los estudios, el proyecto atravesaría un periodo de 18 meses para ser licitado. A partir del inicio de las obras, la construcción tardaría tres años.

No obstante, Lucía Dambrosio, directora ejecutiva del proyecto, aseguró que la obra podría empezar a construirse en el primer semestre del otro año.

El canal seco interoceánico se extendería a lo largo de 315 kilómetros, e incluiría una carretera de 10 carriles, dos líneas férreas, tres aeropuertos internacionales, 30 plantas hidroeléctricas y dos nuevos puertos marítimos, según explicó Andrea Lineros, coordinadora del proyecto.

Proyecto en detalle.
Proyecto en detalle.

La propuesta es de iniciativa privada, de un grupo denominado Canal Seco de Costa Rica (Cansec).

De acuerdo con Sylvia Jiménez, secretaria técnica del Consejo Nacional de Concesiones, el objetivo es suplir la demanda insatisfecha del canal de Panamá, al tener capacidad para transportar buques de mayores dimensiones, y ofrecer un menor tiempo de viaje.

"No hay un pero que nos hayan dado en todo el país, de este a oeste y de norte a sur. Esto es posible", aseguró Dambrosio en la presentación, en la que tomaron la palabra Carlos Villalta, jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Sylvia Jiménez y varios representantes de Cansec.

La directora del proyecto aseguró que la ruta del ferrocarril ya está trazada "kilómetro a kilómetro", no obstante, informó de que los detalles son confidenciales y están resguardados, alegando motivos de seguridad.

"N o podemos esperar y perder tiempo en aclarar cada duda que las personas tengan. Obviamente contestamos lo posible, porque necesitamos avanzar. No nos enfocamos en los peros, y a lo largo y ancho del país nos han dicho: sí. El cómo no saben, pero nos han dicho que sí", manifestó Ambrosio.

Durante la presentación del plan, Cansec manifestó que considera necesario que el Estado "no pierda el dominio de las obras" , por lo que "luego de un periodo determinado", la administración pública asumiría la operación del canal.

Lineros detalló que el traslado de los contenedores de un puerto hasta otro tomaría 27 horas: 12 en el trámite en cada costa y 3 de viaje a través del país.

Se estima que una vez en funcionamiento, el canal daría empleo a unas 80.000 personas.

Costa Rica valora la posibilidad de tener un canal seco desde 1988, cuando el MOPT y el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) invitaron a varias consultoras internacionales para participar en un estudio de prefactibilidad para desarrollarlo.

Etiquetado como: