Por: Carlos Láscarez S. 4 junio, 2015

Atenas. Las fuertes lluvias que cayeron ayer entre 2 p. m. y 4 p. m. provocaron un nuevo derrumbe en la ruta 27, San José- Caldera, lo que obligó a cerrar la vía hasta hoy.

El deslizamiento ocurrió en el kilómetro 45 de la carretera, entre Concepción y Salitral de Atenas, según confirmó la Policía de Tránsito.

Al lugar se presentaron personeros de la compañía concesionaria Globalvia Ruta 27, así como varios trabajadores con un cargador y varias vagonetas para extraer el material.

Debido al problema en la carretera, se decidió desviar el paso desde la entrada a Orotina (sentido Caldera-San José), por lo que miles de conductores debieron irse por Desmonte y el monte del Aguacate (entre San Mateo y Atenas). También fue cerrado el paso por el peaje de Atenas.

Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, manifestó ayer, vía telefónica, que anoche había ocho tráficos en Atenas y Orotina para desviar el paso.

“El material caído no afectó ningún carro. Se dio una aglomeración normal”, dijo Calderón.

Globalvia indicó ayer a las 6:30 p. m., en un comunicado, que la carretera permanecería cerrada hasta hoy, debido a las labores de limpieza sobre el asfalto y la seguridad de los usuarios.

El 24 de mayo, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica (UCR), advirtió de mayores riesgos de deslizamientos en la ruta 27 para la época lluviosa.

Lanamme señaló que los taludes en la carretera hacia Caldera presentan poca adherencia y niveles bajos de agarre.