Realizarán estudios geotécnicos para buscar solución definitiva

 12 noviembre, 2014

La posibilidad de colocar un puente bailey en el hundimiento de la carretera que comunica Puriscal y Parrita quedó descartada por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

El gerente de conservación de vías y puentes del Conavi, Edgar May, lo confirmó e hizo un llamado a los usuarios para que eviten pasar por esa carretera a su paso por el poblado de alto La Palma, localidad perteneciente al distrito de Mercedes Sur.

Ayer martes se colocó la señalización, de cierre por lo que el Conavi pide respetarla.

Según el Conavi, la dimensión del hundimiento no permite colocar un puente. El paso sigue cerrado en la zona.
Según el Conavi, la dimensión del hundimiento no permite colocar un puente. El paso sigue cerrado en la zona.

Según May, el desnivel que se presentó es importante y obliga a cerrar el paso. "Se harán estudios geotécnicos esta semana a fin de determinar un diseño que permita corregir el problema".

El área es muy ampllia por lo que se descartan posibilidades de un puente modular. Apenas se tengan los estudios y los analice el Conavi, se informará sobre las medidas por tomar.
El hundimiento dejó aislada toda la zona sur del cantón josefino de Puriscal, así como la comunicación con el Pacífico central.

Cientos de personas deben hacer transbordos en los buses y a muchos les toca caminar varios kilometros para poder llegar a su hogares.

Ambulancias y Bomberos que ocupen atender emergencias, así como agricultores urgidos de sacar cosechas, son parte de los que afrontan problemas con este cierre.

Las lluvias acaecidas días atrás en ese sector provocaron el deslizamiento que tiene incomunicados a muchos puriscaleños.

De igual manera, el 16 de octubre otro hundimiento grande dejó cerrado el paso a la zona indígena de Zapatón, Puriscal. En esa zona se habilitó hace poco una ruta alterna solo para vehículos de doble tracción. El hundimiento fue en El Cruce de Concepción y se deberá esperar hasta que llegue el verano para ver si se puede reparar ese camino, dijo el alcalde Manuel Espinoza.

El 10 de octubre los vecinos de Cerbatana tuvieron que afrontar una situación similar, por hundimientos en la vía. Semanas después se rellenó el sitio para abrir el paso de manera parcial mientras el Conavi realiza unos drenajes para que el agua pueda salir.